Nuestra hermana pequeña (Umimachi Diary, 2015), de Hirokazu Koreeda.

“Los únicos goces puros y sin mezcla de tristeza que le han sido dados sobre la tierra al hombre, son los goces de familia”.
(Giuseppe Mazzini)

p09-schilling-koreeda-a-20150618

Tres hermanas, Sachi (Haruka Ayase), Yoshino (Masami Nagasawa) y Chika (Kaho), comparten casa en la ciudad de Kamakura. Cuando reciben la noticia de la muerte de su padre, al que no han visto en quince años, se desplazan hasta Yamagata para asistir al funeral. Allí conocen a Suzu (Suzu Hirose), su hermanastra adolescente a la que pronto invitan a vivir junto a ellas.

Hirokazu Koreeda, uno de los referentes de la cinematografía japonesa actual, nos regala con Umimachi Diary un delicioso melodrama familiar en clave femenina, que parece recoger ecos de la novela Mujercitas y del cine de Yasujiro Ozu. Las relaciones familiares y su trasfondo diario, vuelven a centrar el punto de mira de este poeta de lo cotidiano que, poco a poco, va cimentando una sólida carrera sustentada sobre una singular mezcla de ternura, melancolía y sensibilidad. La película, adaptación del manga homónimo de Akimi Yoshida, recibió el Premio del Público durante el pasado Festival de Cine de San Sebastián.

El cine de Koreeda es un cine de personajes en el sentido más pleno de la palabra. Sobre ellos, sus interrelaciones y su problemática, descansa toda su filmografía. En Nuestra hermana pequeña tenemos a cuatro personajes principales, los de las cuatro hermanas, cada uno de ellos con personalidad, carácter y motivaciones propias: Sachi, de veintinueve años, es la hermana mayor y pieza angular de la familia Kôda. Es madura y responsable. Se encarga de limpiar y cocinar. Tiene dotes de liderazgo y le gusta ocuparse de los demás. Trabaja como enfermera y está planteándose entrar a formar parte de la sala de cuidados paliativos que se va a abrir en el hospital donde ejerce su profesión/vocación. Es una persona muy apegada al hogar y a las tradiciones familiares. Tan apegada que ha descuidado su vida personal y social. Nada tiene que ver con ella Yoshino, de veintidós años. Ésta es mucho más frívola, coqueta y superficial. Le gusta ir a la moda, pintarse las uñas y salir con chicos que no le convienen. Trabaja para un banco, pero su única preocupación es tener novio. Desde un punto de vista emocional, probablemente sea la más inestable de todas. Chika, por su parte, de diecinueve años, es medio jipi, despreocupada y poco agraciada. Trabaja junto a su novio, también jipi, como dependienta en una pequeña tienda de deportes. Koreeda le concede menos peso en la trama que a ninguna otra. Y por último está Suzu, de trece años, hermana de las demás sólo por parte de padre. Es algo tímida, bondadosa e inteligente. Debido a su edad, aún está en proceso de forjación de su personalidad. No obstante, apunta a que se parecerá más a Sachi que a las otras. De hecho, no parece casual que el director conceda a ambas y a su relación el mayor protagonismo. Como se puede apreciar, los personajes de las cuatro hermanas están muy bien definidos. Y no sólo eso, sino que a lo largo del metraje, todas ellas irán evolucionando de distinta manera a partir de las situaciones que la vida les va planteando. Porque, en realidad, el objetivo de Koreeda no es otro que el de mostrarnos el maravilloso misterio de vivir. El día a día de unos seres humanos comunes con sus momentos de alegrías y tristezas. Ese efímero periplo que todos afrontamos hasta el día de nuestra muerte. Muerte que está muy presente durante todo el filme, y que el autor de Still Walking, como ya hiciera el maestro Ozu, presenta del modo más natural posible.

umimachi-diary

Aun siendo una película intimista que brota esencialmente del interior de sus hermosos personajes, Umimachi Diary tampoco descuida su fachada visual, constituyendo un bello ejercicio cinematográfico en el que cobra una gran relevancia el impresionante entorno natural nipón (los árboles, la montaña, los jardines y las flores, la playa y el mar, etcétera).

Sin duda, uno de los mejores trabajos del realizador. Una preciosidad tanto en forma como en contenido.

Nota: 8/10

163e02b613fa761ce8f0a9a1f715d58c

2 comentarios sobre “Nuestra hermana pequeña (Umimachi Diary, 2015), de Hirokazu Koreeda.

  1. Hola Ricardo:
    La vi ayer y es una preciosa película, me transmitió esa sensibilidad y amor por la familia, a través de esos pequeños detalles que comparten las hermanas, una cena, un paseo, las caminatas por la costa, contemplando el mar, esos momentos que disfrutan y que hacen que nos veamos reflejados en ellos.
    Me encanta tu blog, lo descubrí hace unos meses. Gracias por las recomendaciones.
    Un saludo desde Argentina.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s