The Master (2012), de Paul Thomas Anderson.

“Si consigues vivir sin servir a ningún amo, a ninguno, avísanos a los demás, porque serás el primero en haberlo conseguido”.

the_master_paul_thomas_anderson17

Años 50. Freddie Quell (Joaquin Phoenix), trastornado excombatiente de la Segunda Guerra Mundial, es captado por Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman), el carismático líder de un grupo religioso en expansión al que se conoce como “La Causa”. Pronto se establece una relación especial entre ambos.

Extraña, sugestiva, enigmática, fascinante. Así es The Master, el mejor y más complejo trabajo realizado hasta la fecha por el director estadounidense Paul Thomas Anderson. Afirmar que este filme versa sobre los orígenes de la Iglesia de la Cienciología, aun siendo cierto, resulta tan simplista como reducir Hamlet a la historia de un hijo que desea vengar el asesinato de su padre. The Master me ha recordado al Discurso sobre la servidumbre voluntaria de Étienne de La Boétie (1576), al reflexionar de manera alegórica acerca de la ¿inevitable? tendencia natural del individuo a someterse a los demás. Como señala en un momento determinado de la película el ambiguo personaje de Lancaster Dodd, sucedáneo ficticio del fundador de la Cienciología L. Ron Hubbard, “todos servimos a algún amo”. Los hay que sirven a Dios, al dinero, a su jefe, a un gurú espiritual, a su mujer o creen, equivocados, servirse a sí mismos. Todos sirven (servimos), de un modo u otro, a alguien. Todos tenemos un amo. ¿Cuál es el suyo?

Mediante la relación entre Lancaster y Freddie, “el maestro y el animal”, Anderson contrapone los intereses de cualquier institución organizada (obediencia) frente a los del propio individuo (libertad). En este caso se trata de una secta, pero bien podría haber sido un Estado, un partido político o una religión. Las relaciones entre superiores e inferiores son básicamente las mismas. El personaje de Freddie, un tipo violento, alcohólico, pervertido y poco cuerdo, representa ese espíritu libre que rara vez se sujeta a otra cosa que no sean sus impulsos. Someterlo constituye un reto para Lancaster, de ahí que decida hacer de él su “conejillo de indias” y protegido. Acabar con sus instintos más primarios, con sus deseos y pasiones desenfrenadas, supone el primer paso hacia la subordinación total que todo líder requiere. Si lo consigue, demostrará a la sociedad su verdadero poder.

Para la filmación de la cinta se utilizó un formato de 70 milímetros, lo que otorga a la imagen una textura más propia de un filme de los años cincuenta que de una película actual. Excelente su fotografía. Nada se le puede objetar a The Master en el plano estrictamente visual, donde emerge como un poderoso, apabullante y embriagador ejercicio cinematográfico. Sin embargo, en lo narrativo sí se detectan ciertas carencias, sobre todo en su tramo final, resuelto con una premura que no encontramos en el resto del metraje.

19-the-master-2-w750-h560-2x

Al igual que en There Will Be Blood, la banda sonora corre a cargo de Jonny Greenwood, guitarrista de la banda de rock alternativo Radiohead. Su partitura es turbadora, minimalista y rica en matices. Una joya.

La performance de Joaquin Phoenix bordea la genialidad. Su memorable composición aparece bien flanqueada por unos sobresalientes Philip Seymour Hoffman (sus cara a cara con Phoenix son impresionantes) y Amy Adams. Esta última interpreta a la guapa e intransigente mujer de Lancaster, la que rige el control sobre la organización en la sombra.

Reconozco no haber asumido por completo la densidad intelectual y filosófica de The Master. Me parece imposible tras un solo visionado. Y creo que eso es lo mejor que puedo decir sobre esta singular película.

Nota: 8/10

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s