El caballero oscuro (The Dark Knight, 2008), de Christopher Nolan.

“La locura es como la gravedad, lo único que se necesita es un pequeño empujón”.

heath-ledger-caracterizando-el-personaje-de-el-joker-en-the-dark-knight-2008

La ciudad de Gotham está siendo sumida en el caos a consecuencia de los actos delictivos del Joker (Heath Ledger) y su banda de criminales. Batman (Christian Bale), el teniente Gordon (Gary Oldman) y el fiscal Harvey Dent (Aaron Eckhart), deberán unir fuerzas para hacerle frente.

Estimulante cinta de acción que, pese a sus excesivas pretensiones dramáticas y visuales, constituye la mejor y más adulta adaptación del mítico cómic creado por Bob Kane. The Dark Knight ilustra perfectamente las virtudes y defectos del cine de Christopher Nolan, talentoso director que aún debe pulir sus carencias a la hora de contar una historia.

El guión, escrito al alimón entre el propio Nolan y su hermano Jonathan, y que contiene ecos de El hombre que mató a Liberty Valance (The Man Who Shot Liberty Valance, 1962), de John Ford, reflexiona con aire taciturno acerca del carácter volátil de los ambiguos conceptos de heroísmo y justicia. Además, de la mano del delirante personaje del Joker, plantea una serie de cuestiones morales con las que trata de desnudar la hipocresía ética de nuestra sociedad.

El filme posee noqueantes secuencias de acción, buen ritmo y tensión narrativa. Sin embargo, la abundancia de personajes y subtramas hacen que la narración se torne farragosa en determinados momentos. Tampoco benefician al conjunto los típicos clichés hollywoodienses inherentes a todo blockbuster con presupuesto superior a los cien millones de dólares (hay que contentar al público adolescente que acude en masa a las salas).

The Dark Knight

Lo mejor de la película es la enorme entidad de su villano, un impresionante y esquizoide Heath Ledger que se “come” todas las escenas en las que participa. También son muy destacables las interpretaciones de Bale y Eckhart como el antihéroe enmascarado y el fiscal honrado que acaba convirtiéndose en monstruo (Dos Caras), respectivamente.

Aun con sus imperfecciones, El caballero oscuro supone un buen ejemplo de cine espectacular y palomitero. Ojalá se hiciesen más películas así.

Nota: 7/10

3 comentarios sobre “El caballero oscuro (The Dark Knight, 2008), de Christopher Nolan.

  1. Si uno se pone pone a hilar fino la peli es un sin sentido en cuanto al cómo se llega de una situación a otra, sin embargo, su acelerado ritmo hace que lo pases por alto en un primer visionado. Aún así , es lo mejor que se ha producido en ese subgenero estéril de creatividad que es el de superheroes, en gran medida por ese fantástico Joker se que come la película el sólito y por los muchos clichés del propio genero que Nolan se encarga de romper, aunque no del todo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s