La llegada (Arrival, 2016), de Denis Villeneuve.

“Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo”.

(Ludwig Wittgenstein)

foto-la-llegada-2-169

Doce naves extraterrestres llegan a la Tierra, ubicándose en distintas partes del mundo. Una de ellas lo hace en el estado de Montana. Hasta allí se desplaza la doctora Louise Banks (Amy Adams), una lingüista reclutada por las autoridades militares para intentar comunicarse con los recién llegados.

La existencia de vida inteligente en otros planetas es uno de los grandes enigmas a los que se enfrenta y enfrentará la humanidad. El hombre lleva tiempo esperando una señal que lo confirme. Ese acontecimiento haría que nos replanteásemos por completo la percepción que tenemos de la realidad, sea antropocentrista o teocentrista. La esperanza y el pánico entrarían pronto en escena, generándose opiniones y debates encontrados en relación a lo que se debería o no se debería hacer. Pero hasta que ese momento llegue (si es que lo hace), la literatura y lo que aquí nos ocupa, el cine, han servido y sirven para llevar a cabo interesantes ejercicios de reflexión hipotética. Tal es el caso de Arrival, la nueva película del director canadiense Denis Villeneuve que adapta el relato de Ted Chiang Story of Your Life (1998).

La llegada mezcla la ciencia ficción y el drama personal conformando una compleja metáfora sobre la aceptación de la vida, la concepción del tiempo y la necesidad de comunicación en un mundo interconectado pero desunido, siguiendo con la línea pedagógica de los grandes clásicos del género de la década de los cincuenta. Villeneuve, como ya viene siendo habitual, imprime atmósfera y tensión narrativa a su historia, características que quedan ejemplificadas a la perfección en la soberbia secuencia de la primera toma de contacto con los extraterrestres. Hasta ese momento, el filme, pese a transitar por lugares comunes, discurre de manera intensa y sugerente. Luego la trama se torna algo redundante en el uso de analepsis con un estilo visual a lo Malick que resultan no ser tales, y en los sucesivos intentos de Louise y su compañero Ian (Jeremy Renner) por comunicarse con los visitantes en el interior del “casco”, como se denomina a la nave invasora. Pero el autor de Prisioneros se guarda un as en la manga (marca de la casa) a modo de golpe de efecto narrativo que dota al conjunto de un sentido pleno y una enorme carga emocional.

foto-amy-adams-y-jeremy-renner-en-la-llegada-2-851

La película, emparentada en su discurso con las teorías del relativismo linguístico, como la conocida hipótesis de Sapir-Whorf, según la cual el lenguaje puede llegar a determinar el modo en el que una persona conceptualiza el mundo (y por tanto los conceptos de memoria y tiempo), cuenta con un dibujo de personajes algo plano y limitado, destacando únicamente el de la doctora Banks, al que encarna con especial sensibilidad la estupenda Amy Adams.

Otro de los aspectos reseñables de la cinta, es su atmosférica y envolvente banda sonora a cargo del compositor islandés Jóhann Jóhannsson, quien ya había colaborado con Villeneuve en Prisioneros y Sicario. El director también utiliza el bellísimo tema de Max Richter On the Nature of Daylight (ya usado por Martin Scorsese en Shutter Island) para las secuencias de mayor emotividad.

Arrival, notable y reflexiva obra de género con la que Denis Villeneuve mantiene su infalibilidad.

Nota: 7/10

arrival_poster_by_vranckx-dat79ag

9 comentarios sobre “La llegada (Arrival, 2016), de Denis Villeneuve.

  1. Su mejor película es Incendies, sin duda, y que de no ser por un final con exceso de subrayado, sería redonda. Espero que me guste La llegada, pero tiene una pinta de ya vista y más de lo mismo que me da una pereza tremenda ir a verla.

    Me gusta

  2. Dicen que se parece a Intersatellar, y eso me repele un poco, aunque confio en Villenueve, el cual me parece un cineasta superior a Nolan en todos los aspectos.

    Me gusta

  3. Como la pintas suena igual o superior a Interstellar que me dejó un tanto aturdido con su imaginería científica, ni hablar de Prometheus que me decepcionó un montón. Como fan irremediable de este género iré corriendo a conseguir el DVD, aunque sea por ver a la ‘estupenda’ Amy Adams. Se ve también más moderno y estupendo tu nuevo sitio. Saludos bloguivianos.

    Me gusta

  4. A mi “The Arrival” me decepcionó profundamente: me pareció un mal cuento de navidad (¿quién se cree este canto a la unión de los pueblos y el amor universal?), con mucho ropaje y poca sustancia, amén de naïf, y a menudo confuso y tramposo. La fusión entre ciencia ficción y drama personal no convence ni funciona, porque el film no profundiza ni en una cosa ni en la otra, sino que se queda a medio camino de ambas. La sustitución de las supuestas analepsis por anticipaciones (visiones, para ser más precisos) es una idea interesante, sin duda, pero se queda en eso, una idea, o a lo sumo un recurso (no siempre utilizado de forma coherente, todo hay que decirlo).
    A mí me gustaron mucho “Incendies”, “Prisonners” y “Ennemy” (sobresalientes las tres), pero ya me decepcionó “Sicario”. Espero que Villeneuve recupere la cordura y la inteligencia, y que no se haya vendido definitivamente a Hollywood.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s