Teniente corrupto (Bad Lieutenant, 1992), de Abel Ferrara.

“Me sacó de la fosa fatal, del fango cenagoso; asentó mis pies sobre roca, afianzó mis pasos”.

(Salmos 40:2)

MV5BMjU3MDEwMTYzNV5BMl5BanBnXkFtZTcwMDg5OTg5NA@@._V1_SY1000_CR0,0,1508,1000_AL_

Historia sobre un  teniente de policía (Harvey Keitel) para nada ejemplar. Adicto a las drogas, al alcohol y al sexo; y endeudado hasta la médula por su enfermiza afición a las apuestas. La investigación de un caso de brutal agresión sexual sobre una monja en una iglesia, le hará replantearse su forma de vida.

Bad Lieutenant es la mejor película del irregular director estadounidense Abel Ferrara. Una obra de culto que, con todo merecimiento, no ha parado de ganar adeptos desde que se estrenara hace ya un cuarto de siglo. Se trata de un drama policial urbano, hosco y crudo, cuyas implicaciones religiosas en torno a conceptos como los de redención o perdón, lo elevan hasta situarlo como uno de los trabajos imprescindibles del cine norteamericano de los años noventa.

De fondo suena Pledging My Love, de Johnny Ace, canción que volverá a escucharse al final. El personaje al que interpreta Harvey Keitel está visiblemente ebrio y colocado. Dos prostitutas llevan a cabo juegos sexuales sobre una cama. Primero baila con una de ellas; lentamente. Después lo hace con ambas a la vez. Más tarde se pasea desnudo por la habitación. Una expresión llorosa, de insondable amargura, aparece en su rostro. Esta secuencia de los primeros minutos de metraje, convertida luego en la más icónica del filme, es la que mejor recoge la esencia de Teniente corrupto, reflejando como pocas los excesos y el hastío vital que inundan la vida del protagonista.

Ferrara plasma de un modo bastante logrado los ambientes sórdidos y noctívagos por los que pulula su antihéroe en busca de alcohol, drogas o alguien a quien extorsionar, impregnando todos ellos de cierto halo taciturno y ofuscado. Impactante resulta la escena en el interior de la iglesia en la que el policía reconoce y pide perdón por sus pecados ante la alucinada visión de Jesucristo. Conseguirá redimirse, al menos en parte, cuando se inmiscuya en la investigación del caso de una monja que ha sido violada. El realizador utiliza la figura de esta como contrapunto a la del teniente. Su extremada pureza y elevado sentido del perdón, harán que el mezquino agente actúe por vez primera como debe (según la moral católica), en lugar de como hubiera querido. Harvey Keitel está soberbio en el que probablemente sea el trabajo más destacado de su carrera.

MV5BMjI4MTU4NjExNF5BMl5BanBnXkFtZTcwMzg5OTg5NA@@._V1_SY1000_CR0,0,1475,1000_AL_

Polémica, áspera, dura, provocadora, explícita y finalmente inolvidable. Así es Bad Lieutenant, un ejercicio cinematográfico de primerísimo nivel.

En 2009, Werner Herzog realizó un no remake de la película que nos ocupa en el que Nicolas Cage asumía un rol similar al aquí desempeñado por Harvey Keitel.

Nota: 8/10

MV5BNjZmYzAzOGUtMWFlNy00OWExLThmYWQtMjJlYWIxMDczOGE4XkEyXkFqcGdeQXVyNTc1NTQxODI@._V1_

4 comentarios sobre “Teniente corrupto (Bad Lieutenant, 1992), de Abel Ferrara.

  1. Creo que intensidad que le imprime Ferrara y la gran actuación de Harvey Keitel logran medianamente equilibrar la balanza frente las enormes inconsistencias argumentales del film, yo le doy un 7.

    Me gusta

  2. Me gustó mucho la primera vez que la vi pero no la soporté la segunda. No sé si con los años uno se vuelve exigente (y los productos no comerciales como este ya no le sirven si solo son no comerciales), perezoso (y no quiere colaborar con lo que ve hasta el punto de tener que rellenar huecos y más huecos), obtuso, o las tres cosas a la vez.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s