Una historia de violencia (A History of Violence, 2005), de David Cronenberg.

“Ni siquiera Dios puede cambiar el pasado”.

(Agatón de Atenas)

006-a-history-of-violence-theredlist

Tom Stall (Viggo Mortensen) es un ejemplar padre de familia que regenta una cafetería en una tranquila localidad donde nunca sucede nada. Todo cambia para él y los suyos cuando a su negocio llegan un par de matones que parecen conocerlo.

En A History of Violence, uno de sus mejores trabajos, el realizador canadiense David Cronenberg, con guión de Josh Olson, adapta la novela gráfica homónima publicada en 1997 por John Wagner y Vincent Locke, inspirándose también en películas como Retorno al pasado (Out of the Past, 1947), de Jacques Tourneur (la trama es similar en algunos aspectos), o incluso en Sin perdón (Unforgiven, 1992), de Clint Eastwood (el personaje de Viggo Mortensen guarda ciertos paralelismos con el de William Munny, ya que ambos, redimidos de sus delictivos hábitos pasados tras conocer a una mujer, se ven obligados a retomarlos para solventar un problema), para ahondar nuevamente en dos de las temáticas principales dentro de su filmografía: la identidad y la doble naturaleza del individuo. El resultado es un notable ejercicio cinematográfico que destaca por su economización narrativa y por sus altas cotas de tensión dramática.

Hay en Una historia de violencia una transición soberbia que anticipa la pesadilla que van a vivir Tom (¿debería llamarlo Joey?) y su familia. Recordemos que la película arranca en un motel de carretera (magnífico plano secuencia inicial) donde los dos matones que buscan al protagonista han asesinado al recepcionista y a su mujer. Mientras uno de ellos llena un bidón de agua en la recepción antes de reanudar el viaje, una niña asustada abre la puerta de la habitación en la que había permanecido escondida durante la matanza. El criminal, frío, sin escrúpulo alguno, la dispara. Pero justo en el momento en el que aprieta el gatillo, Cronenberg corta la imagen y nos traslada a otra parte. De nuevo una niña, la hija de Tom en este caso, grita en medio de la noche después de sufrir una pesadilla. Con esta simple transición, el director vincula con sutileza lo que ya hemos visto con lo que más adelante vamos a ver: el desmoronamiento progresivo de la vida idílica de Tom y los suyos (conforman una familia ideal). El final del sueño americano. Cronenberg sazona su relato con unas cuantas dosis de violencia cruda que sorprenden al espectador por lo inesperado del contexto en el que se dan. Nadie esperaría algo así de no haber leído en los títulos de crédito iniciales el nombre del autor de Toronto. El cineasta consigue lo que se propone: inquietar a la platea partiendo de lo que resulta cotidiano.

MCDHIOF EC032

Viggo Mortensen está espléndido en su encarnación de lobo con piel de cordero, aunque los secundarios Maria Bello, William Hurt y un siniestro Ed Harris están todavía mejor. La escena final de la película (spoiler), en la que Tom vuelve a casa tras rendir cuentas con su pasado (lazos de sangre incluidos), me parece una de las más emotivas jamás filmadas por Cronenberg. Con ella, y a través sólo de la mirada llorosa de una mujer, demuestra cómo el amor puede redimir incluso al peor de los bastardos.

Nota: 8/10

a-history-of-violence

6 comentarios sobre “Una historia de violencia (A History of Violence, 2005), de David Cronenberg.

  1. Me gusta la parte del final en que el personaje de Hurt no se puede creer que ninguno de sus matones se pudiera encargar de Joey; tiene un tinte extrañamente cómico, ajeno al tono de la película, pero funciona orgánicamente. Yo creo que es una prueba más de la solidez del filme.
    Por cierto, leí que el canadiense está decepcionado por lo difícil que es producir sus proyectos y considerando el retiro. Ojalá solo sea otro de los sustos que nos daba en los 70s 😛

    Le gusta a 1 persona

  2. Una Historia de la Violencia es más o menos lo que dice en el título. La primera vez en una película que una escena de sexo innecesaria se vuelve realmente importante más adelante. ¿Qué es la moral de todos modos? ¿Qué es la familia? ¿Qué te hace hacer lo correcto? Heck, ¿qué es lo correcto? Realmente te hace pensar en ello. Realmente muy buena película.
    Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s