SEFF´17: ‘Zama’ y ‘Les gardiennes’.

VAL_4498-1200x801

Zama (2017), de Lucrecia Martel. Argentina/España/Francia/Holanda/USA/Brasil/México/Porugal/Líbano/Suiza. 115 min. Sección Oficial.

Hipnótica película con la que la directora Argentina Lucrecia Martel, adapta la novela homónima de su compatriota Antonio Di Benedetto, publicada por vez primera en 1956. Zama es un filme asombrosamente bello y extraño; un artefacto de órganica artisticidad suspendido en la espera, como la existencia de su atribulado protagonista, un enorme Daniel Giménez Cacho.

Ambientada en la Asunción de finales del siglo XVIII, la cinta cuenta la historia de don Diego de Zama (Giménez Cacho), un magistrado de la corona española que lleva tiempo esperando a ser trasladado a Buenos Aires, donde se encuentran su mujer e hijos. Sin embargo, por unas u otras razones (o sinrazones más bien), el traslado parece no llegar nunca, lo que supone un constante desgaste en la moral del magistrado, hastiado de una vida decadente en compañía de indios y esclavos negros. No hay pompa ni glamur en la América española, muy alejada ya de aquellas utópicas esperanzas que pretendían hacer del nuevo mundo un mundo mejor.

La de Martel es una obra detenida en el tiempo. No existe una trama como tal. No hay una introducción, un nudo o un desenlace al modo tradicional. El relato gira sobre sí mismo una y otra vez (hasta los personajes repiten en ocasiones lo que anteriormente han dicho) sin ir a ninguna parte. Es una narración anclada, mezcla de realidad y delirio, de deseos y frustraciones.

La estática puesta en escena se ve ensalzada por una composición pictórica de los planos, en los que se busca la perspectiva; la relación entre las figuras que aparecen en un primer término con las de un fondo en movimiento. Hermosas y coloridas imágenes se encadenan en un embriagador conjunto donde se captan con agudeza los sonidos del entorno.

Película no apta para todos los públicos. Requiere de un espectador sin prisas, atento y contemplativo. Cautiva durante y después del visionado. De culto.

Nota: 8/10

zama+poster

les-gardiennes-image

Les gardiennes (2017), de Xavier Beauvois. Francia. 138 min. Sección Oficial.

El realizador francés Xavier Beauvois, responsable de títulos de prestigio como De dioses y hombres (Des hommes et des dieux, 2010), firma este interesante drama rural ambientado en tiempos de la Primera Guerra Mundial, en el que se enaltece la abnegación de aquellas mujeres que, con esfuerzo y dedicación, mantuvieron la estabilidad de sus hogares en la retaguardia.

La película, muy cuidada en su tratamiento formal, donde se advierte la influencia de pintores realistas como Jean-François Millet, abarca en su narración la totalidad de los años en los que se desarrolló la denominada Gran Guerra (1914-1919), y se centra en mostrar el día a día de una granja familiar encabezada por Hortense (Nathalie Baye), la matriarca, quien, ante la discapacidad de su marido (Gilbert Bonneau), y la marcha al frente de sus dos hijos varones, Constant (Nicolas Giraud) y Georges (Cyril Descours), debe dirigir y ejecutar las duras labores del campo con la única ayuda de su hija Solange (Laura Smet). Necesitada de mano de obra, Hortense contrata los servicios de Francine (Iris Bry), una joven huérfana que pronto se ganará la confianza y el cariño de los miembros de su nuevo hogar.

Como decimos, Les gardiennes es un filme constumbrista que destaca esencialmente por su cuidada estética pictórica, en la que lucen espectaculares planos generales y travellings laterales gracias a la dirección de fotografía de Caroline Champetier, que plasma hermosamente el ciclo estacional.

Bien filmada, bien narrada, aunque se toma su tiempo, y bien interpretada (Iris Bry es todo un descubrimiento), la película, sin embargo, casi nunca trasciende su premisa argumental, resultando plana en su desarrollo y excesiva en su metraje. El guión tampoco consigue dotar de dimensión psicológica a sus personajes, rasos más allá de algún rasgo relativo a la edad.

Nota: 6/10

5139614

2 comentarios sobre “SEFF´17: ‘Zama’ y ‘Les gardiennes’.

  1. Con mayores ansias quiero ahora ver Zama. ¿Habrás visto la ópera prima de Martel? Y, ¿de casualidad viste Cabeza de Vaca, de Nicolás Echeverría, también con Giménez Cacho? Suena a que tienen similaridades.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s