SEFF´17: ‘The Square’ y ‘Un sol interior’.

da8ae746f5d81cb2fbb7b9099b550f2d-the-square-film

The Square (2017), de Ruben Östlund. Suecia/Alemania/Francia/Dinamarca. 142 min. Selección EFA.

Interminable bobería con ínfulas de modernez y sátira social que de manera sorprendente se alzó con la Palma de Oro en la pasada edición del Festival de Cannes. The Square es un mal chiste que se alarga durante casi dos horas y media de metraje, sin que nunca profundice en ninguno de los temas que toca de soslayo (lo arbitrario del arte contemporáneo, la insolidaridad entre individuos o la falta de escrúpulos en las estrategias publicitarias).

Christian (Claes Bang), director de un museo de arte moderno y contemporáneo, prepara una nueva exposición llamada The Square, que gira en torno a la obra de una artista argentina: un cuadrado luminoso dibujado en el suelo que simboliza un espacio de respeto y fraternidad en el que “todos tenemos los mismos derechos y deberes”. El guión podría haber incidido en los elementos de crítica a la gratuidad del arte contemporáneo que se apuntan al principio; sin embargo, en lugar de hacerlo, opta por centrarse en la acumulación de situaciones surrealistas que sobrevienen a su cariacontecido protagonista, un estupendo Claes Bang.

En la película funcionan algunas secuencias aisladas, como la del tipo con síndrome de Tourette que “sabotea” la entrevista que se le realiza a un conocido artista, o aquella otra, de gran fuerza y utilizada como imagen promocional del filme, en la que un “hombre mono” irrumpe en un lujoso salón donde se celebra una cena para sembrar el caos entre los invitados. El resto son alargados y fallidos gags con predominio del humor de trazo grueso.

Visualmente hablando, The Square supone un trabajo cuidado y estilizado en el que se busca potenciar el minimalismo de los amplios espacios del museo.

Obra decepcionante en términos generales. Una Palma de Oro debería ser otra cosa.

Nota: 5/10

thesquare_onesheet_29

clairedenis2-advitam-1200x884

Un sol interior (Un beau soleil intérieur, 2017), de Claire Denis. Francia/Bélgica. 94 min. Sección Oficial.

Delicioso drama ligero con ribetes de comedia que se inspira en el exitoso ensayo Fragmentos de un discurso amoroso (Fragments d’un discours amoureux, 1977), del semiólogo francés Roland Barthes. La película de Denis, muy superior a los filmes de este tipo venidos con frecuencia desde Hollywood, discursa sobre la insatisfacción vital y el deseo de amar y ser amado partiendo de una perspectiva femenina adulta, contando como baza principal con la excelente interpretación de una guapísima Juliete Binoche.

Salvando las (abismales) distancias, Un beau soleil intérieur puede recordar por su trama y estructura dramática a la obra maestra de Carl Th. Dreyer Gertrud (1964), puesto que en ambos filmes, una mujer de mediana edad que prioriza al amor por encima de todas las cosas, se topa con la incomprensión y el egoísmo de los hombres con los que entabla vínculo. Ya la primera secuencia nos sitúa sobre la cama, ese lugar de la intimidad donde lo mismo culminan que comienzan a derrumbarse las historias de amor, en la que Isabelle (Binoche) mantiene relaciones sexuales con la última de sus conquistas, un banquero déspota (Xavier Beauvois) al que luego seguirán un joven actor de teatro (Nicolas Duvauchelle), su ex marido (Laurent Grévill) o un extraño al que conoce en una discoteca (Paul Blain). Por unas u otras razones, ninguna de esas relaciones cristalizará, lo que sume a nuestro necesitado “sujeto amoroso” en una profunda decepción.

Denis, coautora del guión junto con la escritora Christine Angot, antepone el discurso a la forma, lo que no impide que nos encontremos con algunos de los primeros planos más bellos con los que ha sido filmada la Binoche.

La primera aparición del personaje de Gérard Depardieu en el interior de un coche (su monólogo del final y el plano/contraplano con Binoche constituye uno de los momentos más logrados de la cinta), demuestra que el drama de Isabelle es extensible a muchas otras personas adultas (a la mayoría).

Filme embriagador, sumamente agradable de ver, que nos muestra que a veces buscamos cobijo bajo la luz ajena olvidando cultivar nuestro sol interior.

Nota: 7/10

266725

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s