Verano 1993 (Estiu 1993), de Carla Simón.

“Protegedme de la sabiduría que no llora, de la filosofía que no ríe y de la grandeza que no se inclina ante los niños”.

(Gibran Jalil Gibran)

estiu 1993

Tras el fallecimiento de su madre, la pequeña Frida (Laia Artigas), de seis años de edad, se traslada al campo para vivir con sus tíos, su familia adoptiva.

Naturalismo y sensibilidad. Estiu 1993, primer largometraje de la directora barcelonesa Carla Simón, Mejor ópera prima en el Festival de Berlín y Biznaga de Oro a la Mejor película en el Festival de Málaga, constituye una delicada y auténtica mirada al mundo de la infancia. El guión, de marcado carácter autobiográfico, se inspira en la niñez de la propia Carla, quien, como Frida, la protagonista, perdió a su madre cuando contaba con sólo seis años.

El principal logro del filme, amén de su hondura emocional, es la sorprendente espontaneidad con la que se adentra en la infancia sin recurrir a ardides dramáticos de ningún tipo. Y lo hace a través de una trama mínima: el día a día de Frida junto con su nueva familia en la masía, en contacto con la naturaleza. Un relato iniciático (el descubrimiento del misterio de la muerte por parte de la protagonista) entre juegos de niños, chapuzones veraniegos en el río y la piscina, paseos por el bosque, helados y festividades estivales. Con una narración calma basada en la observación de los acontecimientos y siempre plasmada desde el punto de vista de Frida.

El-Nacional

En Verano 1993, rodada íntegramente en catalán, hay pocos diálogos, y cuando los hay, si son entre adultos, suelen permanecer en un segundo plano, puesto que el primero pertenece a Frida (milagrosa su interpretación) y a su prima de tres años Anna (Paula Robles). La directora, que prescinde de la música extradiegética, filma la película con una cámara de mano inquieta, mediante largos planos en los que juega con el enfoque.

Sin ser una obra maestra (las comparaciones con El espíritu de la colmena, de Víctor Erice, o Cría cuervos, de Carlos Saura, le vienen muy grandes), la cinta que nos ocupa destaca por mucho dentro de la deprimente cinematografía española actual, suponiendo un más que notable debut de una realizadora a la que habrá que seguir la pista de cerca en el futuro.

Nota: 7,5/10

Verano-1993

2 comentarios sobre “Verano 1993 (Estiu 1993), de Carla Simón.

  1. Es realmente milagrosa la interpretación de Frida, pero también la de Anna. Me gustó especialmente el último plano, prodigioso, que cierra el círculo que se inicia con el primer plano.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s