Old Boy (Oldeuboi, 2003), de Park Chan-wook.

Ríe, y el mundo reirá contigo; llora, y llorarás solo“.

(Ella Wheeler Wilcox)

001-old-boy-theredlist

De vuelta al mundo tras permanecer quince años en cautividad en una habitación con la única compañía de un televisor, Dae-su Oh (Min-sik Choi) tiene un solo objetivo: vengarse de quienes lo encerraron y lo separaron de su familia.

En una de las escenas más recordadas de Old Boy, su protagonista, el espléndido Min-sik Choi, emulando al Saturno devorando a su hijo de Goya, se come un cefalópodo vivo antes de caer desmayado sobre la barra de un restaurante japonés. Así de brutal y explícito es el trabajo con el que el cineasta surcoreano Park Chan-wook se dio a conocer internacionalmente en el Festival de Cannes de 2004, donde obtuvo el Gran Premio del Jurado.

Basada en una historieta manga escrita por Garon Tsuchiya e ilustrada por Nobuaki Minegishi, la película, segunda entrega de la llamada trilogía de la venganza del director, entre Sympathy for Mr. Vengeance (Boksuneun naui geot, 2002) y Sympathy for Lady Vengeance (Chinjeolhan geumjassi, 2005), mezcla con eficacia el thriller psicológico, la acción, el humor negro y el drama. Su tema principal, como se ha apuntado, no es otro que la venganza, al estilo de la novela clásica de Alejandro Dumas (padre) y Auguste Maquet El conde de Montecristo (Le Comte de Monte-Cristo, 1844). De hecho, Oldeuboi podría ser definida como la historia de una venganza sobre otra venganza (maquiavélica esta), en la que el deseo irrefrenable de resarcirse es lo que impulsa y motiva tanto al personaje de Dae-su Oh, como al de su captor, el perturbado(r) Woo-jin Lee (Ji-tae Yu), debido a un suceso acaecido en la adolescencia. En su particular odisea de furibunda violencia, Dae-su Oh contará con la ayuda de Mi-do (Hye-jeong Kang), una joven cocinera de sushi.

005-old-boy-theredlist

El retorcido guión de Park Chan-wook, Lim Chun-hyeong y Hwang Jo-yun, lleno de sorpresas y giros del todo impredecibles, emplea de manera muy inspirada recursos como la voz en off homodiegética (la de Dae-su) o el flashback, dando lugar a una narración compleja, dinámica y repleta de tensión.

Los personajes del protagonista y su antagónico (excelente interpretación de Ji-tae Yu para conformar uno de los mejores villanos del cine de nuestro siglo) resultan ambiguos en su doble rol de víctimas y verdugos. O verdugos y víctimas. Ambos representan a la perfección a la némesis mitológica.

Old Boy es un filme de una concepción visual tan moderna como brillante. Un icono dentro de la cinematografía contemporánea de Extremo Oriente que deja para el recuerdo secuencias como la del corredor: en la que un colérico Dae-su, martillo en mano, da buena cuenta de sus enemigos mientras Chan-wook lo capta todo a través de un largo y coreografiado travelling.

Nota: 8/10

oldboy-old-boy.77057

9 comentarios sobre “Old Boy (Oldeuboi, 2003), de Park Chan-wook.

  1. No se porque tenía la impresión de que no te gustaba esta película, por dicha estaba equivocado porque a mi me gusta bastante y la escena que mencionas es impresionante, nunca la pude olvidar.
    Saludos desde Costa Rica.

    Me gusta

  2. Excelente película. No he visto las otras dos de la trilogía. Creo que me gusta tanto porque la trama es improbable pero no imposible.

    Saludos.

    Me gusta

  3. Qué lástima de cambio de opinión. Un ejercicio efectista y vacío, de epidérmica y afectada recreación estilística, que ni tan siquiera una visión irreal vinculada con el cómic o el maga puede despojarme de mi total rechazo. Es probable que uno esté plagado de esos prejuicios de los que conseguiste desprenderte. Un abrazo.

    Me gusta

  4. La encontré bellamente filmada en su intensidad posmoderna, el problema vino al final, no la ultima escena que es preciosa, sino la revelación de la venganza y el porque del cautiverio del protagonista a través del sufrimiento del otro. Los orientales tienen ese problema medio freak, pueden ser muy elegantes y de improviso se vuelven cebolleros, a lo corin tellado, telenovela latina de miami. Es muy japo, y supongo que coreano también.

    Me gusta

  5. Acabo de ver Solo Dios perdona. Detestable. Obras como esta no deberían de extrañarnos pues son el resultado lógico de influencias pueriles de directores encumbrados como Tarantino (obsérvese la insustancialidad general, la estupidez, violencia recreada y los dialogos similares) y películas como Oldboy y asimilada. El sino de nuestro tiempo afortunadame no generalizado. Espero que algún día se revise en tal sentido las insostenibles alabanzas hacia cineastas y obras como las que cito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s