Branded to Kill (Marcado para matar) (Koroshi no rakuin, 1967), de Seijun Suzuki.

“La más peligrosa de todas las debilidades es el temor de parecer débil”.

(Jacques-Bénigne Bossuet)

5741F62AF

Gorô Hanada (Jô Shishido) es un eficaz asesino a sueldo contratado por la yakuza para llevar a cabo una misión.

De todos los filmes “paridos” por el estrambótico y peculiar Seijun Suzuki, Branded to Kill es, qué duda cabe, el más emblemático e influyente. Una obra de culto heterodoxa y de libérrima plasmación noir admirada por autores actuales como Jim Jarmusch, cuyas Ghost Dog, el camino del samurái (Ghost Dog: The Way of the Samurai, 1999) y Los límites del control (The Limits of Control, 2009), son claras deudoras de la obra que nos ocupa.

Suzuki nos cuenta aquí y a su manera (olvídense de toda narración convencional), la historia de un frío (o quizá no tanto) asesino a sueldo que se ve envuelto en una indescifrable trama de crímenes con otros profesionales dedicados al nada noble arte de matar. El Gorô Hanada de Branded to Kill al que interpreta de manera solvente Jô Shishido, acabó convertido en todo un icono del cine negro japonés gracias a sus prominentes carrillos y al uso de gafas de sol. Personaje misógino y alucinado, pervertido en lo sexual y en lo gastronómico (nada le produce mayor satisfacción que el olor a arroz cocido).

MV5BMTQ1MzU2MTc1Ml5BMl5BanBnXkFtZTcwNjc3NzE5Ng@@._V1_SY1000_CR0,0,1444,1000_AL_

Lejos de resultar diáfana y del todo comprensible, la trama planteada por Suzuki coquetea sin rubor alguno con el vanguardismo visual y sonoro (la secuencia con las mariposas en el apartamento de la misteriosa Misako o la proyección de una película casera sobre su secuestro), lo que hace de ella un artefacto narrativo tan atrayente como, en ocasiones, irritante.

El último tramo de la cinta, centrado en el enfrentamiento entre Hanada y el asesino número uno, podría haber sido concebido por el subconsciente del mismísimo Buñuel.

Branded to Kill es irregular, poco rigurosa y exagerada; y aun con todo, resulta imprescindible. Su atrevida (para la época) mezcla de violencia, sexo e intriga sorprende vista hoy.

Nota: 7,5/10

319ead590f107c507f28808481ce5660

2 comentarios sobre “Branded to Kill (Marcado para matar) (Koroshi no rakuin, 1967), de Seijun Suzuki.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s