Misery (1990), de Rob Reiner.

“Los monstruos son reales, y los fantasmas también: viven dentro de nosotros y, a veces, ellos ganan”.

(Stephen King)

misery1990imagegallery5

Cuando se dispone a entregar el manuscrito de su última novela, el escritor de éxito Paul Sheldon (James Caan) sufre un accidente automovilístico en una zona montañosa a causa de una tormenta de nieve. Annie Wilkes (Kathy Bates), una enfermera admiradora de sus libros, lo rescata y decide llevarlo hasta su casa para “cuidar” de él.

Si bien es cierto que las novelas de Stephen King han sido llevadas a la gran pantalla en multitud de ocasiones, siendo El resplandor, de Stanley Kubrick, y Carrie, de Brian de Palma, las adaptaciones más conocidas, probablemente ninguna de ellas, excepto Cadena perpetua, de Frank Darabont, y quizá La zona muerta, de David Cronenberg, alcancen el nivel de la que ahora nos ocupa. Misery, traslación del texto homónimo publicado por el escritor estadounidense en 1987, constituye una notable mezcla de thriller psicológico, terror y suspense, con alguna que otra pizca de humor negro, encabezada por una interpretación icónica: la de Kathy Bates, ganadora del Óscar a la mejor actriz protagonista en 1990, como la trastornada enfermera Wilkes.

La película versa sobre temas como la obsesión, la locura, la posesión o el acto de escribir. Paul Sheldon (espléndido James Caan) es un escritor de novelas románticas que ha alcanzado el éxito gracias al personaje de Misery Chastain, la protagonista femenina de una saga victoriana que entusiasma al público. Sin embargo, dispuesto a dar un giro radical a su carrera, en su último libro ha decidido “matar” a su personaje más célebre, y ahora se encuentra finalizando un proyecto totalmente diferente en un tranquilo hotel de las nevadas montañas de Colorado. Una vez terminado, Paul emprende el camino hacia Los Ángeles para hacer entrega del manuscrito a su editora (Lauren Bacall), pero un grave accidente de coche lo frena en seco. Tras el siniestro, recupera la conciencia en el interior de una habitación donde lo primero que escucha es la voz de una mujer diciendo: “Soy tu fan número uno”. Como veremos a continuación, Paul, con las dos piernas destrozadas y un brazo en cabestrillo, se encuentra en la aislada cabaña de Annie Wilkies. Debido al dolor que le producen las distintas fracturas, el escritor no puede moverse de la cama, por lo que depende enteramente de los cuidados que le procure la desconocida, que dice ser enfermera. Esta, en principio afable y servicial, incluso cándida, terminará por mostrar una personalidad cada vez más irascible y perturbada, especialmente cuando se entera de la muerte de su queridísima Misery, convirtiendo a Paul en su prisionero, y obligándolo a “resucitar” a su heroína literaria.

8928047149f9f66d2f9c96a7dd65f128

En manos de otro realizador más talentoso y personal (un Roman Polanski, por ejemplo, cineasta que se maneja como ningún otro en espacios reducidos y claustrofóbicos), el sólido guión de William Goldman podría haber desembocado en una obra maestra; en las de Reiner, en cambio, un eficaz artesano carente de originalidad, el relato no termina de explotar todo su potencial, tornándose algo plano en su desarrollo, y, hasta cierto punto, previsible. No obstante, tiene momentos de suspense y tensión muy conseguidos, lo que unido a la gran labor desempeñada por el escaso reparto, que incluye al entrañable Richard Farnsworth (Una historia verdadera) como el sheriff de la zona que investiga la desaparición de Paul, hacen de Misery un estupendo título de género que ya se ha convertido, con todo merecimiento, en un clásico.

Nota: 7/10

MV5BNzY0ODQ3MTMxN15BMl5BanBnXkFtZTgwMDkwNTg4NjE@._V1_

10 comentarios sobre “Misery (1990), de Rob Reiner.

  1. CIertamente es una de las mejores adaptaciones del trabajo de Stephen King, que suele tener este componente intransferible de exageración muy ochentero. Creo que el escritor contribuyó bastante al look del cine de terror en esa época, incluyendo la desastrosa película que se lanzó a dirigir. ¿Qué opinas de sus obras literarias?

    Me gusta

    1. Sólo he leído un par de ellas: ‘El resplandor’ y ‘El misterio de Salem´s Lot’. Me gustó más la segunda, supongo que por la temática. En general prefiero obras de terror más clásicas. Me considero un gran aficionado a la literatura gótica (‘El monje’, ‘Melmoth el errabundo’, ‘El manuscrito encontrado en Zaragoza’, ‘El italiano o el confesionario de los penitentes negros’, etc).

      ¡Saludos!

      Me gusta

  2. ¡Hola! Coincido con que es de las mejores adaptaciones que se han hecho de Stephen King, el pobre no tiene mucha suerte en ese sentido la mayoría de las películas basadas en sus libros parecen de serie B XD ¡Saludos!

    Me gusta

      1. No comento en la mayoría de los blogs que sigo, aunque lo lea todo, generalmente no siento que tenga nada para decir. Como los post de esta página son tan completos no siento que pueda aportar mucho, pero me encantan todos, gracias a este blog tengo una lista infinita de películas por ver. ¡Saludos!

        Me gusta

  3. Excelente película. Magistrales las interpretaciones de James Caan y Kathy Bates. Merecidísimo Oscar a la mejor acriz para la primera. Para mi criterio bien se merece un 8.
    Saludos.

    Me gusta

  4. No puedo estar más conforme, en manos del maestro Polanski seguramente estaríamos ante una obra maestra. Por cierto, no te parece que El escritor es una película extraordinaria. Un abrazo

    Me gusta

  5. No sé, creo que La Venus de las pieles es un ejercicio singular y brillante a veces, fatigoso otras, y obviamente circunscrito a ese juego de la obra teatral filmada y, en este caso, sin ambages en tanto que se desarrolla en su integridad dentro del escenario y con solo dos personajes. Interesante para el cinéfilo pues muchos de los fetiches, obsesiones y temas recurrentes del director deambulan sin parar por toda la atmósfera de la película, así como estrechos vínculos con otras obras literarias, descubriéndose el irreal personaje de ella como una suerte de fáustica nigromante.
    En cualquier caso, este tipo de propuestas suelen perder fuelle conforme avanzan, más por el estricto cansancio propio de su concepción antinatura respecto del cine, y esa sensación de innecesariedad existiendo las candilejas (siempre dudé de las adaptaciones cinematográficas de piezas teatrales cuando no abandonan por concepción las limitaciones espaciales de la función). No obstante, al maestro polaco no se le da nada mal estos laberintos cerrados. Sí es una obra teatral con muchas posibilidades reflexivas, densa y apasionante, pero también predecible, que se hace más interesante cuanto más presenta aspectos guiñolescos y cómicos En cualquier caso, no creo que estemos ante una obra excepcional. Sinceramente creo que en tu caso cualquier cosa que haga este director la observarás con devoción incondicional, jajaja. Un abrazo y revisa El escritor, es muy buena.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s