Érase una vez en… Hollywood (Once Upon a Time… in Hollywood, 2019), de Quentin Tarantino.

“En Hollywood te pagan mil dólares por un beso y cincuenta centavos por tu alma”.

(Marilyn Monroe)

Hollywood, Los Ángeles, 1969. La carrera del actor Rick Dalton (Leonardo DiCaprio), antaño estrella del western televisivo, parece haber entrado en decadencia. Igual que la de Clift Booth (Brad Pitt), su inseparable doble de escenas de acción.

Un cuarto de siglo de éxito crítico y comercial, ha permitido a Quentin Tarantino alcanzar una fase en su trayectoria profesional en la que puede permitirse el lujo de hacer lo que le venga en gana. Este contexto explica que se embarque en proyectos tan autocomplacientes y relajados como el que nos ocupa. Porque con Once Upon a Time… in Hollywood, cuyo título supone el enésimo ejemplo de veneración fílmica del director estadounidense hacia su admirado Sergio Leone, Tarantino no hace otra cosa que buscar satisfacerse a sí mismo, homenajeando en tono paródico al cine y la televisión de toda una época, y reescribiendo a su manera uno de los hechos más celebremente trágicos de la historia de Hollywood: el brutal asesinato de la actriz Sharon Tate a manos de la Familia Manson en agosto de 1969.

La película, cercana a las tres horas de metraje y aun con ello entretenidísima, constituye una brillante nadería en la que el autor de Pulp Fiction hace alarde de un buen número de recursos técnicos y narrativos para contarnos poco. Muy poco. Casi nada. Como si alguien se comprase un Porsche tan sólo para ir a la panadería de la esquina. Aquí, la excelencia cinematográfica no se ve compensada con un argumento sólido y de peso. De hecho, la trama resulta caprichosa y dispersa en su intento un tanto forzado de engranar sus dos líneas narrativas (la de Dalton y Booth por un lado, y la de Tate por el otro). Érase una vez en… Hollywood luce en términos de montaje, uso de la cámara, experimentación con los formatos y tensión narrativa; sin embargo, no deja poso alguno más allá que el del mero esparcimiento en la sala. Lo cual no es poco, pero debe ser valorado en su justa medida.

El filme se beneficia de la química de sus dos intérpretes principales, con un DiCaprio excelente que pone de manifiesto, una vez más, sus múltiples registros, y un Pitt carismático que disfruta con un papel hecho a su medida (la secuencia de la pelea entre su personaje y Bruce Lee en pleno set de rodaje, quedará como una de las estampas más puramente tarantinianas de la cinta). También de la acertada reconstrucción de la época, cuando Hollywood era sinónimo de coches deportivos, villas de lujo y fiestas nocturnas, y el movimiento jipi asomaba como fuerza contracultural.

Al final, llega la escena para la que parece preparado todo lo demás, y en ella, Tarantino, como ya hiciera en Malditos bastardos (Inglourious basterds, 2009), se aferra a la ficción como escape a la realidad. Lo hace a su modo, con violencia y ensañándose contra la injusticia (un deleite para sus seguidores ese lanzallamas). Ojalá el pasado pudiera repararse así. Al menos el cine lo consigue. Por eso nos gusta tanto.

Nota: 6,5/10

15 comentarios sobre “Érase una vez en… Hollywood (Once Upon a Time… in Hollywood, 2019), de Quentin Tarantino.

  1. Totalmente de acuerdo.A Tarantino le tengo un poco de cariño porque fue con sus películas con las que me “inicie” en el mundo del cine y al final siempre acabo disfrutando de sus películas(que estan lejos de ser obras maestras). Algunos dicen que es un maestro,a mi me parece que esta muuuuy lejos de serlo. Esta no me parece de las mejores pero tampoco de las peores, disfruté de ver a la combinación DiCaprio/Pitt,no tanto de las escenas de Margot Robbie.Me hubiera gustado ver mas a Manson. Mis favoritas de el siguen siendo los odiosos 8, pulp fiction y malditos bastardos,me gustaría saber que opinas de esta última.

    Me gusta

    1. Hola Noel,
      Quizá ‘Malditos bastardos’ sea su obra más ambiciosa. Yo la encuentro un tanto irregular, alternando secuencias brillantes con otras completamente prescindibles (típico de Tarantino). Me gusta más ‘Death Proof’, aunque, en principio, se trate de un trabajo menor.

      ¡Saludos!

      Me gusta

      1. A poca gente que conozco le gusta Death proof,a mi la primera parte de la película me gusta bastante ,luego su segunda mitad me parece algo mas aburrida. Saludos!

        Me gusta

  2. No fui con muchas expectativas y resultó siendo una buena experiencia.
    Me sigue pareciendo que The Hateful Eight ha sido su trabajo más notable, aunque me hace falta ver más de su filmografía.
    Saludos.

    Me gusta

  3. Excelente como siempre, Ricardo. Yo sí le daría una valoración más alta, tal vez porque, no sé, tengo una pequeña afinidad por Tarantino :). Sigo tu blog desde hace un tiempo y quería decirte que eres uno de los mejores que leí, aparte, quería preguntarte si viste lo nuevo de Bong Joon-Ho y qué te pareció? Saludos, Ricardo.

    Me gusta

  4. Hola Álex,
    En principio iba a ponerle un siete, porque me lo pasé francamente bien viéndola. Sin embargo, mientras pensaba en ella e iba redactando la reseña, sus fallos se me fueron haciendo más visibles, por lo que decidí bajarle un poco la nota.
    No, aún no he visto la última Palma de Oro. De hecho, he visto muy pocas películas este año.

    ¡Saludos!

    Me gusta

  5. ¡Hola! Decir que la trama es caprichosa y dispersa es lo más acertado que he escuchado hasta ahora, por suerte lo compensa con las geniales actuaciones y el desenlace tan “tarantinesco” por decirlo de alguna manera. El lanzallamas estuvo genial pero para mí el verdadero héroe fue el perro XD Me gusto la reseña fue corta y asertiva 🙂 ¡Saludos!

    Me gusta

  6. Hola! Comparto más o menos la misma opinión que tú. Aunque creo que la película te ha acabado gustando más a ti que a mí. Hay una palabra clave sobre esta película: autocomplaciente. Yo personalmente disfruté mucho más la parte cinematográfica que la alocada y disparatada resolución final que tanta gracia ha hecho a los amantes del tarantino más gore.
    ¡Saludos!

    Me gusta

    1. Tarantino lleva siendo autocomplaciente casi desde el principio. Por suerte para él, esa autocomplacencia gusta a crítica y público. Pero sí, quizá aquí sea más autocomplaciente que nunca. Esta película es un capricho. Él se lo puede permitir.

      ¡Saludos!

      Me gusta

  7. Esperaba mucho más de esta película. Los cien guiños cinéfilos que tiene me mantuvieron entretenido pero dos horas cuarenta para lo que ocurre en ella me parece por demás excesivo. Creo que la repetición de escenas de las series en que actúa Di Caprio necesitaban de la tijera. Es tan cierto lo que dices de que es autocomplaciente porque se lo permiten. Lo cual no deja de ir en detrimento del resultado de su trabajo. Siempre recuerdo cuando Fellini al final de su carrera dijo en una entrevista que hubiera necesitado de algún productor que le ponga límites a su “autoría” tan ensalzada para controlar sus desbordes. Con Tarantino tuve una relación de choque al comienzo (la primera obra que ví fué Pulp Fiction, la más famosa pero no la mejor para mí.). Luego ví Reservoir Dogs y me gustó más. Malditos Bastardos es tal como dices: momentos brillantes (el comienzo por ejemplo) con otros vergonzosos (cuando en el lobby del cine conversan con los alemanes improvisando el italiando y el aleman). En fin, comparto tu crítica aunque para mí llega al 7. Saludos.

    Me gusta

  8. La critica me parece algo hostil. Si bien adhiero al señalamiento de que la trama se pierde un poco.. ¿Se trata de un error mal calculado? ¿O fueron las espectativas generadas por el perfil de Tarantino lo que resultó “descepcionante”? Me parece que la película es sumamente interesante, y la más madura quizás de Tarantino. Su fuerza no creo que radique en una introducción, nudo y desenlace. Sino en una sumatoria de elementos técnicos, estéticos y actorales, dentro de escenas que tienen mucho valor artístico, y que si bien quizás no se acoplen entre sí de manera solemne, no creo que sea por desatino, creo que el sentido de la película son esas escenas, esas pinseladas, y son realmente exquisitas. 8/10

    Me gusta

  9. De lejos, la película más personal de Tarantino, y más autocomplaciente. La escena en la que Dalton se queja porque hará westerns italianos que solo tipos raros recordarán es un claro ejemplo de esto. Creo que todo lo que tiene que ver con Sharon Tate está muy demás, con la primera escena en la que sale, en la que Dalton dice que su vecino es Polánski, habría quedado claro qué iba pasar, no eran necesarios los 40 minutos de Margot Robbie. DiCaprio y Pitt lo mejor de lejos de la película. Las escenas que más me gustaron fue cuando DiCaprio habla por primera vez con la niña, y la escena de Brad Pitt yendo al rancho. Una película decente para matar el tiempo. 5/10.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s