El irlandés (The Irishman, 2019), de Martin Scorsese.

“La espiral de la violencia sólo la frena el milagro del perdón”.

(Juan Pablo II)

Narra, a lo largo de más de tres décadas, la relación de Frank Sheeran (Robert De Niro), un matón de la mafia apodado el Irlandés, con el capo Russell Bufalino (Joe Pesci) y el sindicalista Jimmy Hoffa (Al Pacino).

The Irishman es, con toda probabilidad y a tenor de su metraje (doscientos nueve minutos) y presupuesto (unos ciento sesenta millones de dólares), el filme más ambicioso de la ya larga trayectoria como realizador de Martin Scorsese. Aquel que debía compendiar y redefinir, como ningún otro, las constantes temáticas y estilísticas del autor neoyorquino: una suerte de quintaesencia scorsesiana en su más madura expresión. Y, pese a los esfuerzos invertidos, no deja de constituir un irrelevante (por insustancial) ejercicio autoparódico en el que el veterano cineasta, mostrando una alarmante falta de creatividad, se plagia a sí mismo (Malas calles, Uno de los nuestros, Casino) y a otros (el Coppola de la segunda y tercera entrega de El padrino), para conformar un refrito tan brillante en su forma como huero en su fondo.

La película, adaptación del libro de Charles Brandt I Heard You Paint Houses por parte del prestigioso guionista Steven Zaillian (La lista de Schindler), presenta una estructura narrativa fragmentada en flashbacks que sirven al personaje de De Niro, anciano, tullido y recluido en un geriátrico, para rememorar de cara al espectador su carrera delictiva durante más de tres décadas (excusa perfecta con el fin de contar por enésima vez en una “gran obra” de Hollywood la historia contemporánea de los Estados Unidos), centrándose, esencialmente, en su relación con dos de los hombres más poderosos de su época: el mafioso de origen siciliano Russell Bufalino (Pesci), y el presidente de la Hermandad internacional de camioneros Jimmy Hoffa (Pacino). Dos caras de una misma moneda, la del crimen organizado. Zaillian confunde densidad con farragosidad, enfangando una trama de recorrido sumamente esquemático y redundante, con un sinfín de nombres de personajes sin entidad, anecdóticos en su mayoría, que poco o nada aportan al desarrollo de una historia que el propio Scorsese ya había contado antes y mejor (Uno de los nuestros).

El empleo de la voz en off resulta a todas luces excesivo y cargante, en un intento por disimular la incapacidad del director para exponer un relato simplón a base de imágenes (la esencia del verdadero arte cinematográfico). Scorsese se autocita sin sonrojo alguno en infinidad de secuencias, reiterándose en el uso de recursos ya muy manidos dentro de su caligrafía (la congelación de la imagen, el ralentí, las líneas de texto a pie de los personajes, los planos secuencia, los planos detalle…). Cita asimismo a colegas del medio como Coppola (las escenas judiciales que parecen sacadas directamente de El padrino II, o las de celebraciones que caracterizaban a toda la trilogía), como si quisiera llevar a un terreno que no es el suyo el carácter crepuscular, grave, en la vida de un gánster (El padrino III), mezclándolo con su propia conciencia católica (el perdón).

Salvan los muebles el trabajo de dirección, por supuesto impecable, y un reparto que reúne a iconos legendarios del género, aunque De Niro no esté ya para este tipo de cosas (Pacino y Pesci se lo “comen” en todas las secuencias que comparten). Los efectos digitales para rejuvenecer a los intérpretes en las diferentes épocas en las que transcurre la acción son, por cierto, un auténtico desastre. A la altura de las lentillas que luce De Niro.

El irlandés, en definitiva, coquetea con el desastre en numerosas ocasiones, sin llegar nunca a caer en él pese a su interminable e intrascendente metraje. Al fin y al cabo, la dirige Scorsese, y dicen que quien tuvo retuvo.

Nota: 6/10

8 comentarios sobre “El irlandés (The Irishman, 2019), de Martin Scorsese.

  1. Pues tenia muy buena pinta.Aun no la vi, espero que a mi me guste mas.De todas formas,Scorsese me parece algo irregular en este siglo.Una que vi,y me gustó bastante es Blanco en blanco de Theo Court.

    Me gusta

  2. Yo aún no la he visto, pero tenía depositadas relativas esperanzas en este nuevo Scorsese, a pesar de que ninguna de sus películas de este siglo me guste demasiado (quizás con la excepción de Infiltrados).
    Sin embargo, aquí reunido otra vez con toda su pléyade y volviendo a lo que mejor sabe hacer, narrar densas historias criminales de ascenso y caída con gran maestría; realmente confiaba en que iba a volver, si no el Scorsese de las grandes obras maestras, sí el buen Martin de películas como Malas Calles o la misma Infiltrados.
    En cualquier caso, la película en general ha tenido una recepción bastante positiva, así que me mantengo a la espera de a ver qué tal se me da el visionado.

    Me gusta

  3. Hace ya muchos lustros que me di cuenta de las evidentes limitaciones del director. Un cineasta fascinante en sus comienzos y poco más. El intérprete más de lo mismo. Siempre dije que Pacino estaba a años luz, pese a sus excesos. Un gran abrazo

    Me gusta

  4. Estoy un poco en desacuerdo. Yo creo que pese a no ser perfecta, sus virtudes consiguen hacer que sobresalga de la mediocridad actual. El viejo de Martin puede que ya no sea ese cineasta de los 70 y 80, pero siempre tendrá más calidad que muchos enchufados de Hollywood actuales. No me parece para nada insustancial ni autoparódico. Es cierto que huele a ya visto, pero también tenemos la filmografía de un montón de directores bastante buenos que repiten la misma película una y otra vez con poco esmero en renovar su estilo cinematográfico. Pero incluso así, The Irishman tiene trozos en las que vuela de forma independiente (con mayor o menor suerte).
    Personalmente, el Scorsese mafioso jamás me ha parecido el mejor. De hecho, la película no despega del todo hasta que no aparece Pacino. Sí, la primera hora y media se podía haber recortado bastante. No obstante, The Irishman ha sido capaz de dejarme con muy buen sabor de boca, sobretodo gracias al tratamiento de los temas típicos de Scorsese que culminan en una maravillosa, contenida y serena última media hora.
    Como bien dices, nunca llega a ser un desastre. Supongo que las expectativas de cada uno también juegan un papel importante.
    Saludos!

    Me gusta

  5. Pocas veces he ido a ver una película esperando ansiosamente que te hayas equivocado en tu comentario de la misma y esta es la vez que más te doy la razón. Para mi esta última película de Scorsese ha sido una auténtica decepción. Lejos de ser la culminación de su mejor cine, incursiona en un terreno archiconocido por él (el cine de gángsters: Malas Calles, Buenos Muchachos, Casino) para realizar una película innecesariamente interminable (3 hs. 29 minutos) en la cual señalo las siguientes falencias: los protagonistas, sobre todo De Niro, de ninguna manera estaban en condiciones de hacer una películas con flashbacks que retrocedan 20 ó 30 años. Resultan ridículas las escenas en las que los rejuvenecen tiñiendo el pelo y sacando arrugas pero caminan como ancianos de más de 70 años que lo son. La diferencia notoria de edad entre De Niro y Pesci con sus mujeres ya evidente, se vuelve absurda cuando la mujer de De Niro parece hermana de las hijas ya crecidas del matrimonio. Se reiteran innumerables escenas de ajustes mafiosos que por lo repetidas no causan ninguna impresión. Yo sostengo que muchas veces los directores no son los críticos objetivos de su obra: todo lo contrario. Los productores, puede ser que con un sentido comercial, aplican la tijera aquí y allá y logran redondear una película. Aquí, por la trayectoria de Scorsese y por ser él mismo uno de los productores, nadie se animó evidentemente a recortar este mamotreto interminable. Haciendo una comparación, me hace gracia cuando se sigue insistiendo que las películas de Orson Welles eran destrozadas en la sala de montaje por los estudios sin su intervención arruinando las mismas: lo pongo muy en duda si analizo las obras posteriores en las cuales nadie se inmiscuyó: Mr. Arkadin por ejemplo, una película totalmente fallida en donde Welles abusa de los recursos del picando, el contra picado, y muchos otros que en El Ciudadano estuvieron bien dosificados y en esta película que comento son verdaderamente cargantes. En fin, lamentablemente, muy fallida película de Scorsese que apenas llega a un 6/10.

    Me gusta

  6. Oye, ¡qué te pasa! The Irishman es una excelente película. Si tiene influencias de El Padrino y Goodfellas, ¿qué de malo hay con eso? A mí eso no me parece plagio. Además las tres líneas temporales en The Irishman son interesantísimas, una técnica narrativa innovadora e impecable. Las tomas de cámaras, ángulos, la banda sonora, ¡ todo! Por algo Rotten Tomatoes y Metacritic le ponen un puntaje de más de 90%. Scorsese es un crack. Siempre lo ha sido. No como Tarantino que sólo es un engreído con sus películas mediocres. Una gran diferencia entre Scorsese y Tarantino, sabes.

    Me gusta

  7. Gran parte del problema se hubiera arreglado con actores más jóvenes, sobre todo con el personaje de de niro. El desarrollo de su personaje es el más plano, solo pareciera ser un autómata al servicio de la mafia y poco más, muy lejos de Casino y Goodfellas, las cuales le superan en todo.

    Me gusta

  8. Tus críticas se vuelven cada vez más caprichosas y pedantes. Tu pesimismo constante ya desalienta. Una lástima, parecias un crítico con muchas herramientas pero terminas demostrando ser un snob desproporcionalmente mezquino con producciones medianamente populares. Hasta te atribuyes hablar en nombre de “la verdadera escencia del arte cinematográfico”. Parece que no puedes ver mucho más allá de Tarkosvki. Un seguidor menos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s