Atardecer (Napszállta, 2018), de László Nemes.

“A los imperios no los derriba nadie. Se pudren por dentro, se caen solos”.

(Rodolfo Walsh)

Budapest, 1913. Después de pasar su infancia en un orfanato, Írisz (Juli Jakab) regresa a la capital húngara con la intención de trabajar en la prestigiosa tienda de sombreros que perteneció a sus padres. Sin embargo, Oszkár (Vlad Ivanov), el nuevo propietario, la rechaza.

Cine de inmersión. Si hay algo que caracteriza a la todavía exigua filmografía del autor húngaro László Nemes (Atardecer es tan sólo su segunda película tras El hijo de Saúl y el cortometraje Türelem),  es que nunca expone historias al espectador, sino que intenta sumergirlo en ellas a través de una peculiar técnica de filmación que coloca la cámara siempre pegada al protagonista del relato, siguiendo sus tribulaciones a lo largo del mismo.

En Napszállta, Nemes emplea idénticos recursos narrativos a los de su magistral ópera prima (largos planos secuencia a base de travellings de seguimiento y juegos de enfoque y desenfoque), aunque moderándolos para ajustar la técnica cinematográfica a un argumento a mayor escala que requiere de muchos más personajes. Y ahí quizá radique su principal error: en intentar someter una historia completamente distinta, tanto en términos dramáticos como espaciales, a la rigidez formal de su anterior trabajo. Porque lo que entonces era aterradora claustrofobia se convierte ahora en agotadora irrelevancia.

El filme nos sitúa en los meses previos al estallido de la Primera Guerra Mundial, en pleno corazón del decadente imperio austrohúngaro, donde las tensiones sociales, políticas y nacionalistas, iban en aumento hasta desembocar en la llama que prendió la mecha de la Gran Guerra: el asesinato en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando, heredero al trono, el 28 de junio de 1914.

Ese es el telón de fondo histórico en el que el director contextualiza el drama personal de Írisz, joven caída en desgracia tras la muerte de sus padres que, a su regreso a Budapest, descubre la existencia de un hermano al que desconoce y a quien pretende encontrar. Empero, su esforzado tour de force, se torna fallido al carecer de la fuerza dramática y el misterio con el que se pretende justificar. Tampoco ayuda que todo el peso de la cinta recaiga sobre una intérprete sin carisma alguno como es el caso de Juli Jakab, cuyo punto de vista es el único que se muestra.

La película termina alargándose en demasía sin que nada en ella resulte relevante más allá de su extraordinaria técnica, la cual, entre bostezo y bostezo, engulle cualquier atisbo de interés argumental. Un trabajo a todas luces decepcionante.

Nota: 5,5/10

Burning (Beoning, 2018), de Lee Chang-dong.

“A veces quemo graneros”.

(Quemar graneros, Haruki Murakami)

009

Un día cualquiera, mientras realiza una entrega, Jong-su (Yoo Ah-in) se encuentra por casualidad con Hae-mi (Jeon Jong-seo), una conocida de la infancia. Hae-mi, quien se dispone a llevar a cabo un largo viaje, encarga a Jong-su que dé de comer a su gata durante su ausencia. A su vuelta, Hae-mi regresa acompañada por Ben (Steven Yeun), un misterioso joven adinerado.

Sigue leyendo “Burning (Beoning, 2018), de Lee Chang-dong.”

Cold War (Zimna wojna, 2018), de Pawel Pawlikowski.

“El hombre y la mujer han nacido para amarse, pero no para vivir juntos. Los amantes célebres de la historia vivieron siempre separados”.

(Noel Clarasó)

Zimna-wojna-oficjalny-zwiastun-filmu-nagrodzonego-w-Cannes-Pawla-Pawlikowskiego_article

Narra los vaivenes a lo largo de los años en la relación amorosa que mantienen Wiktor (Tomasz Kot) y Zula (Joanna Kulig), dos personas de diferente carácter y una pasión común, la música, en tiempos de la Guerra Fría.

Sigue leyendo “Cold War (Zimna wojna, 2018), de Pawel Pawlikowski.”

El reverendo (First Reformed, 2017), de Paul Schrader.

Casi todas las personas viven la vida en una silenciosa desesperación“.

(Henry David Thoreau)

Film Review - First Reformed

El reverendo Toller (Ethan Hawke), antiguo capellán del ejército cuyo único hijo falleció durante la Guerra de Irak, emprende la escritura de un diario a lo largo de todo un año para anotar en él sus inquietudes y angustias vitales.

Sigue leyendo “El reverendo (First Reformed, 2017), de Paul Schrader.”

El retrato de Dorian Gray (The Picture of Dorian Gray, 1945), de Albert Lewin.

“Cada uno de nosotros tenemos en nosotros mismos un cielo y un infierno”.

(Oscar Wilde)

portrait-de-dorian-gray-1945-01-g

Londres, 1886. El joven y atractivo aristócrata Dorian Gray (Hurd Hatfield), azuzado por la particular concepción que de la existencia tiene Lord Henry Wotton (George Sanders), vende su alma a cambio de obtener la eterna juventud. Él nunca envejecerá. Sí lo hará, en cambio, un retrato suyo pintado por un artista amigo (Lowell Gilmore).

Sigue leyendo “El retrato de Dorian Gray (The Picture of Dorian Gray, 1945), de Albert Lewin.”

Irrational Man (2015), de Woody Allen.

“El hombre que pretende obrar guiado sólo por la razón está condenado a obrar muy raramente”.

(Gustave Le Bon)

15096333398810

Al Campus Universitario de Braylin llega Abe Lucas (Joaquin Phoenix), un estrafalario profesor de Filosofía conocido por su brillantez intelectual y su carácter atormentado. Muy pronto, una de sus alumnas, Jill Pollard (Emma Stone), se enamora de él.

Sigue leyendo “Irrational Man (2015), de Woody Allen.”

Día de fiesta (Jour de fête, 1949), de Jacques Tati.

“El color llegaba con los feriantes, el tiovivo, los caballitos de madera y las casetas de feria. Cuando la fiesta acababa, se metía el color en unas grandes cajas y este se iba del pueblo”.

(Jacques Tati)

film-jour-de-fete4

La apacible vida del pueblecito francés de Saint-Sévère-sur-Indre, se ve trastocada por la llegada de la feria con motivo de la celebración de una festividad local.

Sigue leyendo “Día de fiesta (Jour de fête, 1949), de Jacques Tati.”

Pozos de ambición (There Will Be Blood, 2007), de Paul Thomas Anderson.

“La ambición puede llevar a las personas a ejecutar los menesteres más viles. Por eso, para trepar, se adopta la misma postura que para arrastrarse”.

(Jonathan Swift)

there_will_be_blood_2

California, principios del siglo XX. Daniel Plainview (Daniel Day-Lewis), acompañado de su hijo adoptivo y socio H.W. (Dillon Freasier), es un buscador de petróleo cuyo tesón acaba convirtiéndolo en un poderoso magnate del sector. En su más importante yacimiento, hallado tras un inesperado chivatazo, Plainview debe hacer frente al fanatismo religioso del pastor Eli Sunday (Paul Dano), fundador de la iglesia de la Tercera Revelación.

Sigue leyendo “Pozos de ambición (There Will Be Blood, 2007), de Paul Thomas Anderson.”