Los hermanos Sisters (Les frères Sisters, 2018), de Jacques Audiard.

“Siempre estoy yendo a casa, siempre yendo a la casa de mi padre”.

(Novalis)

Oregón, 1851. Los hermanos Charlie (Joaquin Phoenix) y Eli (John C. Reilly) Sisters, son dos matones a sueldo conocidos por sanguinaria eficacia. Ambos han sido contratados por el Comodoro (Rutger Hauer) para encontrar a Hermann Kermit Warm (Riz Ahmed), un buscador de oro a quien también sigue la pista el explorador John Morris (Jake Gyllenhaal).

El western es el género sobre el que se ha cimentado buena parte de la mitología estadounidense. Si se me permite la comparación, el lugar que en la Europa Occidental pueden ocupar Aquiles, la batalla de las Termópilas o Ulises, lo hacen en Estados Unidos Jesse James, O. K. Corral o Wyatt Earp. Sin embargo, ese carácter genuinamente norteamericano del género, no ha impedido que algunas grandes aproximaciones al mismo hayan sido alumbradas desde el viejo continente, como las de Sergio Leone en el cine o las de Charlier y Giraud en el mundo del cómic. Ahora es el turno del francés Jacques Audiard, quien con Los hermanos Sisters, adaptación de la novela homónima de Patrick deWitt, firma una de las mejores películas del Oeste de los últimos años. A buen seguro la más profundamente humanista de todas. Ganadora del Premio al Mejor director en el Festival de Venecia 2018.

En su arranque, donde Audiard filma un tiroteo a oscuras del que sólo vemos los fogonazos provocados por los disparos, la cinta deja claro dos de sus rasgos definitorios: realismo y negrura. Porque Les frères Sisters, como toda la obra de su autor, es un filme realista con toda la crudeza y suciedad que debieron caracterizar al salvaje Oeste. De hecho, casi toda la película gravita en torno a la dicotomía salvajismo vs. civilización que representan los hermanos Sisters (asesinos sin escrúpulos, aunque Eli, el mayor, cansado de esa forma de vida, quiere dejarlo ya) y la pareja Warm/Morris (hombres de ciencia que creen en las ideas utópicas de Charles Fourier) respectivamente. Dicotomía enfatizada a través de dos líneas narrativas iniciales que terminan convergiendo. El guión, coescrito por el propio Audiard, se aleja de los estereotipos más clásicos, aunando con eficacia aventura, humor y reflexión, en un conjunto notable que destaca por su vigor narrativo y un rico cuadro de personajes dotados de motivaciones y dimensión psicológica (magnífico trabajo tanto de Phoenix como de Reilly).

Como todo buen western itinerante que se precie, el que nos ocupa no renuncia a la belleza de los parajes naturales donde la acción se desarrolla, la mayoría de ellos pertenecientes a la geografía española (los Monegros en Aragón, el desierto de Tabernas en Almería o la Sierra de Urbasa en Navarra). Gran dirección de fotografía de Benoît Debie.

El viaje iniciático que propone Los hermanos Sisters tiene su propia moraleja redentora: todos podemos cambiar, incluso los peores. Sólo es necesario econtrarse con uno mismo. Y cuando eso no es suficiente, encontrarse con (y en) los demás.

Nota: 7,5/10

El tren de las 3:10 (3:10 to Yuma, 1957), de Delmer Daves.

“Nadie está graduado en el arte de la vida mientras no haya sido tentado”.

(George Eliot)

4c20e87801592152facc78fd46c8e0a0

Dan Evans (Van Heflin) es un pequeño granjero que se está arruinando por culpa de una larga sequía. Ante la imposibilidad de conseguir un préstamo que aliviane su maltrecha situación, decide aceptar los doscientos dólares que se ofrecen por llevar a Ben Wade (Glenn Ford), conocido asaltador de diligencias, hasta el tren que se dirige a la prisión de Yuma. El problema radica en que la banda de Wade intentará rescatarlo antes de que esto se produzca.

Sigue leyendo “El tren de las 3:10 (3:10 to Yuma, 1957), de Delmer Daves.”

El bueno, el feo y el malo (Il buono, il brutto, il cattivo, 1966), de Sergio Leone.

“El mundo se divide en dos categorías: los que tienen el revólver cargado y los que cavan. Tú cavas”.

bon-la-brute-et-le-truand-1966-05-g

En plena Guerra de Secesión norteamericana, un cazarrecompensas (Clint Eastwood), un bandido (Eli Wallach) y un asesino a sueldo (Lee Van Cleef), buscan un tesoro confederado que se halla oculto en un cementerio. Cada uno de ellos necesita de los otros dos para poder encontrarlo.

Sigue leyendo “El bueno, el feo y el malo (Il buono, il brutto, il cattivo, 1966), de Sergio Leone.”

La puerta del cielo (Heaven’s Gate, 1980), de Michael Cimino.

“El poder político es simplemente el poder organizado de una clase para oprimir a otra”.

(Karl Marx)

ahora-si-antes-no-2

Wyoming, 1890. James Averill (Kris Kristofferson), marshal del condado de Johnson, debe hacer frente a una poderosa asociación de ganaderos a la que pertenece su viejo amigo William C. Irvine (John Hurt), la cual ha decidido contratar a un grupo de mercenarios, entre los que se encuentra Nathan D. Champion (Christopher Walken), para que terminen con la vida de decenas de inmigrantes llegados desde de Europa del Este, a los que se acusa de robar cabezas de ganado.

Sigue leyendo “La puerta del cielo (Heaven’s Gate, 1980), de Michael Cimino.”

Sin perdón (Unforgiven, 1992), de Clint Eastwood.

“Es duro matar a un hombre. Le quitas todo lo que tiene y todo lo que tendrá”.

pic_1439986750_e4ed1cf77ce0e70ca4fc5f9db225668c

William Munny (Clint Eastwood) es un ex pistolero que dejó atrás sus correrías delictivas de juventud al contraer matrimonio con su esposa, ahora muerta. Las dificultades económicas para sacar adelante a sus dos hijos y a su mísera granja, le llevan a aceptar un último trabajo consistente en asesinar al tipo que marcó la cara de una prostituta en el pueblo de Big Whiskey, donde el alguacil Little Bill Daggett (Gene Hackman) impone con mano dura la ley. En la peligrosa tarea le acompañarán su viejo amigo Ned (Morgan Freeman) y un joven inexperto que se hace llamar Schofield Kid (Jaimz Woolvett).

Sigue leyendo “Sin perdón (Unforgiven, 1992), de Clint Eastwood.”

Comanchería (Hell or High Water, 2016), de David Mackenzie.

“Lo que une a los hombres, dijo, no es compartir el pan sino los enemigos”.

(Meridiano de sangre, Cormac McCarthy)

XXX _HELL OR HIGH WATER _10710.JPG L

Oeste de Texas. Toby (Chris Pine) y Tanner (Ben Foster) son dos hermanos que deciden atracar bancos para evitar el embargo la granja familiar. El experimentado ranger Marcus Hamilton (Jeff Bridges) anda tras su pista.

Sigue leyendo “Comanchería (Hell or High Water, 2016), de David Mackenzie.”

Misión de audaces (The Horse Soldiers, 1959), de John Ford.

“No puede esperarse que los hombres sean trasladados del despotismo a la libertad en un lecho de plumas”.

(Thomas Jefferson)

1064244_49

Guerra de Secesión. Un regimiento del ejército de la Unión comandado por el coronel John Marlowe (John Wayne), debe adentrarse en territorio confederado con el objetivo de destruir una línea de ferrocarril. El mayor y médico Henry Kendall (William Holden), también formará parte de una partida que marcha a contrarreloj para no ser interceptada por el enemigo.

Sigue leyendo “Misión de audaces (The Horse Soldiers, 1959), de John Ford.”

El hombre que mató a Liberty Valance (The Man Who Shot Liberty Valance, 1962), de John Ford.

“Esto es el Oeste, y aquí cuando la leyenda se convierte en realidad, se imprime la leyenda”.

annex-stewart-james-man-who-shot-liberty-valance-the_nrfpt_02

El senador Ransom Stoddard (James Stewart) y su esposa Hallie (Vera Miles), viajan hasta la localidad de Shinbone para asistir al funeral de Tom Doniphon (John Wayne), un antiguo amigo de ambos. Allí, el envejecido político concede una entrevista a un periodista local, en la que narra los sucesos que acontecieron años atrás, cuando llegó al mismo lugar siendo un joven e idealista hombre de leyes.

Sigue leyendo “El hombre que mató a Liberty Valance (The Man Who Shot Liberty Valance, 1962), de John Ford.”