Las 10 mejores películas del año 1967.

1. El silencio de un hombre (Le Samouraï), de Jean-Pierre Melville. Francia. 105 min.

2. Playtime, de Jacques Tati. Francia. 155 min.

3. Marketa Lazarová, de Frantisek Vlácil. Checoslovaquia. 165 min.

4. Samurai Rebellion (Jôi-uchi: Hairyô tsuma shimatsu), de Masaki Kobayashi. Japón. 128 min.

5. Mouchette, de Robert Bresson. Francia. 78 min.

6. El baile de los vampiros (Dance of the Vampires), de Roman Polanski. Reino Unido. 111 min.

7. Nubes dispersas (Midaregumo), de Mikio Naruse. Japón. 108 min.

8. Bella de día (Belle de jour), de Luis Buñuel. Francia. 100 min.

9. A quemarropa (Point Blank), de John Boorman. USA. 92 min.

10. Branded to Kill (Marcado para matar) (Koroshi no rakuin), de Seijun Suzuki. Japón. 98 min.

Las 10 mejores películas del año 1958.

1. Vértigo (De entre los muertos) (Vertigo), de Alfred Hitchcock. USA. 120 min.

2. Iván el terrible. Parte II (La conjura de los boyardos) (Ivan Groznyy II: Boyarsky zagovor), de Sergei M. Eisenstein. Unión Soviética. 88 min.

3. Mi tío (Mon oncle), de Jacques Tati. Francia. 120 min.

4. Sed de mal (Touch of Evil), de Orson Welles. USA. 108 min.

5. Flores de equinoccio (Higanbana), de Yasujiro Ozu. Japón. 118 min.

6. El rostro (Ansiktet), de Ingmar Bergman. Suecia. 102 min.

7. El cebo (Es geschah am hellichten Tag), de Ladislao Vajda. Suiza/Alemania Occidental/España. 96 min.

8. La fortaleza escondida (Kakushi Toride no San-Akunin), de Akira Kurosawa. Japón. 139 min.

9. Ascensor para el cadalso (Ascenseur pour l’Echafaud), de Louis Malle. Francia. 92 min.

10. Los amantes de Montparnasse (Montparnasse 19), de Jacques Becker. Francia. 115 min.

Las 10 mejores películas del año 1953.

1. Cuentos de Tokio (Tokyo monogatari), de Yasujiro Ozu. Japón. 136 min.

2. Madame de…, de Max Ophüls. Francia. 102 min.

3. Cuentos de la luna pálida (Ugetsu monogatari), de Kenji Mizoguchi. Japón. 96 min.

4. Raíces profundas (Shane), de George Stevens. USA. 118 min.

5. Los sobornados (The Big Heat), de Fritz Lang. USA. 90 min.

6. Él, de Luis Buñuel. México. 92 min.

7. Melodías de Broadway (The Band Wagon), de Vincente Minnelli. USA. 112 min.

8. Las vacaciones del señor Hulot (Les vacances de M. Hulot), de Jacques Tati. Francia. 114 min.

9. La saga de Anatahan (Anatahan), de Josef von Sternberg. Japón. 97 min.

10. Un verano con Mónica (Sommaren med Monika), de Ingmar Bergman. Suecia. 97 min.

Las 10 mejores películas del año 1949.

1. Primavera tardía (Banshun), de Yasujiro Ozu. Japón. 108 min.

2. Al rojo vivo (White Heat), de Raoul Walsh. USA. 114 min.

3. El perro rabioso (Nora inu), de Akira Kurosawa. Japón. 122 min.

4. El tercer hombre (The Third Man), de Carol Reed. Reino Unido. 104 min.

5. Ocho sentencias de muerte (Kind Hearts and Coronets), de Robert Hamer. Reino Unido. 106 min.

6. Juntos hasta la muerte (Colorado Territory), de Raoul Walsh. USA. 94 min.

7. La legión invencible (She Wore a Yellow Ribbon), de John Ford. USA. 103 min.

8. Almas desnudas (The Reckless Moment), de Max Ophüls. USA. 82 min.

9. Día de fiesta (Jour de fête), de Jacques Tati. Francia. 81 min.

10. El silencio del mar (Le silence de la mer), de Jean-Pierre Melville. Francia. 83 min.

Las 50 mejores películas de la historia (lista de 2020).

1. The Turin Horse (A torinói ló, 2011), de Béla Tarr y Ágnes Hranitzky. Hungría/Francia/Alemania/Suiza/USA. 146 min.

2. Sacrificio (Offret, 1986), de Andrei Tarkovsky. Suecia/Reino Unido/Francia. 149 min.

3. La mirada de Ulises (To vlemma tou Odyssea, 1995), de Theodoros Angelopoulos. Grecia/Francia/Italia/Alemania/Reino Unido/República Federal de Yugoslavia/Bosnia y Herzegovina/Albania/Rumanía. 176 min.

4. Stalker (1979), de Andrei Tarkovsky. Unión Soviética. 163 min.

5. Barry Lyndon (1975), de Stanley Kubrick. Reino Unido/USA/Irlanda. 184 min.

6. Iván el terrible/Iván el terrible, segunda parte: la conjura de los boyardos (Ivan Groznyy/Ivan Groznyy. Skaz vtoroy: Boyarskiy zagovor, 1945/1958), de Sergei M. Eisenstein. Unión Soviética. 103/88 min.

7. Cuentos de Tokio (Tôkyô monogatari, 1953), de Yasujirô Ozu. Japón. 136 min.

8. Ordet (La palabra) (Ordet, 1955), de Carl Theodor Dreyer. Dinamarca. 126 min.

9. Un condenado a muerte se ha escapado (Un condamné à mort s’est échappé ou Le vent souffle où il veut, 1956), de Robert Bresson. Francia. 101 min.

10. Persona (1966), de Ingmar Bergman. Suecia. 85 min.

11. Andrei Rublev (Andrey Rublev, 1966), de Andrei Tarkovsky. Unión Soviética. 186 min.

12. Los siete samuráis (Shichinin no samurai, 1954), de Akira Kurosawa. Japón. 207 min.

13. Armonías de Werckmeister (Werckmeister harmóniák, 2000), de Béla Tarr y Ágnes Hranitzky. Hungría/Italia/Alemania/Francia. 145 min.

14. La muerte de Luis XIV (La mort de Louis XIV, 2016), de Albert Serra. Francia/España/Portugal. 115 min.

15. Nostalgia (Nostalghia, 1983), de Andrei Tarkovsky. Italia/Unión Soviética. 125 min.

16. 2001: Una odisea del espacio (2001: A Space Odyssey, 1968), de Stanley Kubrick. Reino Unido/USA. 149 min.

17. Mulholland Drive (2001), de David Lynch. Francia/USA. 147 min.

18. Los comulgantes (Nattvardsgästerna, 1963), de Ingmar Bergman. Suecia. 81 min.

19. La pasión de Juana de Arco (La passion de Jeanne d’Arc, 1928), de Carl Theodor Dreyer. Francia. 110 min.

20. Casanova (Il Casanova di Federico Fellini, 1976), de Federico Fellini. Italia/USA. 155 min.

21. Vértigo (De entre los muertos) (Vertigo, 1958), de Alfred Hitchcock. USA. 129 min.

22. La evasión (Le trou, 1960), de Jacques Becker. Francia/Italia. 132 min.

23. El hombre que mató a Liberty Valance (The Man Who Shot Liberty Valance, 1962), de John Ford. USA. 123 min.

24. Primavera tardía (Banshun, 1949), de Yasujirô Ozu. Japón. 108 min.

25. Luis II de Baviera, el rey loco (Ludwig, 1973), de Luchino Visconti. Italia/Francia/Alemania occidental. 235 min.

26. Gertrud (1964), de Carl Theodor Dreyer. Dinamarca. 116 min.

27. El quimérico inquilino (Le locataire, 1976), de Roman Polanski. Francia. 126 min.

28. Eyes Wide Shut (1999), de Stanley Kubrick. Reino Unido/USA. 159 min.

29. El silencio de un hombre (Le samouraï, 1967), de Jean-Pierre Melville. Francia/Italia. 105 min.

30. Nosferatu, vampiro de la noche (Nosferatu: Phantom der Nacht, 1979), de Werner Herzog. Alemania occidental/Francia. 107 min.

31. Apocalypse Now (1979), de Francis Ford Coppola. USA. 153 min.

32. Hasta que llegó su hora (C’era una volta il West, 1968), de Sergio Leone. Italia/USA. 165 min.

33. El sur (1983), de Víctor Erice. España/Francia. 95 min.

34. Sátántangó (1994), de Béla Tarr. Hungría/Alemania/Suiza. 450 min.

35. Vivir (Ikiru, 1952), de Akira Kurosawa. Japón. 143 min.

36. El espíritu de la colmena (1973), de Víctor Erice. España. 97 min.

37. Trono de sangre (Kumonosu-jô, 1957), de Akira Kurosawa. Japón. 110 min.

38. La eternidad y un día (Mia aioniotita kai mia mera, 1998), de Theodoros Angelopoulos. Francia/Italia/Grecia/Alemania. 137 min.

39. Playtime (1967), de Jacques Tati. Francia/Italia. 124 min.

40. Yi yi (2000), de Edward Yang. Taiwán/Japón. 173 min.

41. El cuento de la princesa Kaguya (Kaguyahime no monogatari, 2013), de Isao Takahata. Japón. 137 min.

42. Misterios de Lisboa (Mistérios de Lisboa, 2010), de Raúl Ruiz. Portugal/Francia. 272 min.

43. Madame de… (1953), de Max Ophüls. Francia/Italia. 105 min.

44. Carretera perdida (Lost Highway, 1997), de David Lynch. Francia/USA. 134 min.

45. París, bajos fondos (Casque d’or, 1952), de Jacques Becker. Francia. 96 min.

46. Cuentos de la luna pálida (Ugetsu monogatari, 1953), de Kenji Mizoguchi. Japón. 96 min.

47. El desprecio (Le mépris, 1963), de Jean-Luc Godard. Francia/Italia. 103 min.

48. Arrebato (1979), de Iván Zulueta. España. 105 min.

49. Rififi (Du rififi chez les hommes, 1955), de Jules Dassin. Francia. 118 min.

50. El cielo sobre Berlín (Der Himmel über Berlin, 1987), de Wim Wenders. Alemania Occidental/Francia. 128 min.

El ilusionista (L’illusionniste, 2010), de Sylvain Chomet.

“El que no cree en la magia nunca la encontrará”.

(Roald Dahl)

(Texto originalmente publicado en mi libro ‘El cine esculpido en 200 películas’ https://www.amazon.es/El-cine-esculpido-200-pel%C3%ADculas/dp/8494459678)

Lo de L´illusionniste es un pequeño milagro. Y no me refiero sólo a su extremada calidad y sensibilidad artística, sino al hecho mismo de que la película supusiera la resurrección (animada, eso sí) del inigualable director y actor francés Jacques Tati: convertido aquí en un viejo y anticuado ilusionista que hace todo lo posible por mantener intacta su magia a ojos de una joven de provincias con la que establece una tierna relación paternofilial.

Sylvain Chomet, responsable de la también excelente Bienvenidos a Belleville (Les triplettes de Belleville, 2003), adapta un guión original escrito por el propio Tati, que el autor de Playtime terminó abandonando en un cajón tras un accidente que dañó su mano izquierda, lo que le impedía realizar algunos de los trucos que el personaje de su filme requería. El resultado, como su contenido, es simplemente mágico. Y es que ver de nuevo al larguirucho, desgarbado, tímido, patoso y distraído Monsieur Hulot, con su peculiar y tambaleante forma de caminar, aunque sea en su versión animada, es algo que no tiene precio para los admiradores del genio cómico.

Pero la grandeza de El ilusionista no se sustenta únicamente sobre su condición de colorista homenaje a uno de los más grandes artistas del séptimo arte, sino que la obra en sí, incluso para quienes no conozcan el cine de Tati, posee innumerables virtudes, entre las que se encuentran la belleza de sus dibujos, su ritmo sosegado, su melancólica atmósfera crepuscular y un sentido puramente visual de la narración (los diálogos son escasos y lacónicos).

Ambientada a finales de los años cincuenta, L´illusionniste es una película triste y delicada que retrata el ocaso de los artistas de vodevil, incapaces con sus obsoletos números de hacer frente a las nuevas modas de la época (el rock and roll) y satisfacer los gustos de un público joven que ya no cree en la magia. Al viejo prestidigitador Tatischeff (así se apellidaba en realidad Tati, de ascendencia rusa), sólo le queda una mirada ingenua, la de la joven Alice. Por lo que preservar su ilusión, se convertirá en el último de sus trucos: la razón de ser de sí mismo. Al fin y al cabo, mantener viva la llama de la magia supone conservar la esperanza de que lo imposible se haga posible; uno de los objetivos esenciales del cine en su condición de fábrica de sueños.

Día de fiesta (Jour de fête, 1949), de Jacques Tati.

“El color llegaba con los feriantes, el tiovivo, los caballitos de madera y las casetas de feria. Cuando la fiesta acababa, se metía el color en unas grandes cajas y este se iba del pueblo”.

(Jacques Tati)

film-jour-de-fete4

La apacible vida del pueblecito francés de Saint-Sévère-sur-Indre, se ve trastocada por la llegada de la feria con motivo de la celebración de una festividad local.

Sigue leyendo “Día de fiesta (Jour de fête, 1949), de Jacques Tati.”

Mi tío (Mon oncle, 1958), de Jacques Tati.

“El progreso tecnológico sólo nos ha provisto de medios más eficientes para ir hacia atrás”.

(Aldous Huxley)

1_3YCY-X2eTi8MNtfxVoDgWA

Monsieur Hulot (Jacques Tati), que no tiene oficio ni beneficio, recoge cada día a su sobrino (Alain Bécourt) a la salida del colegio para llevarlo a la casa de diseño vanguardista de su hermana (Adrienne Servantie), felizmente casada con el señor Arpel (Jean-Pierre Zola), quien intenta conseguir un empleo a su cuñado en la fábrica de plásticos donde trabaja.

Sigue leyendo “Mi tío (Mon oncle, 1958), de Jacques Tati.”

Las 25 mejores películas del cine francés.

125

Sigue leyendo “Las 25 mejores películas del cine francés.”

Las vacaciones del señor Hulot (Les vacances de Monsieur Hulot, 1953), de Jacques Tati.

“Pregúntense de dónde procede, al final de ‘Las vacaciones del señor Hulot’, esa gran tristeza, ese desmedido desencanto, y quizá descubran que procede del silencio. A lo largo de la película, los gritos de los niños jugando acompañan inevitablemente las vistas de la playa, y por primera vez su silencio significa el final de las vacaciones”.

(André Bazin)

4935de25da3699fca3c067ca2664f360

Monsieur Hulot (Jacques Tati) llega a una pequeña localidad costera de la Bretaña francesa para pasar las vacaciones de verano. Allí, su habitual torpeza alterará la tranquilidad del resto de turistas.

Sigue leyendo “Las vacaciones del señor Hulot (Les vacances de Monsieur Hulot, 1953), de Jacques Tati.”