El árbol de la vida (The Tree of Life, 2011), de Terrence Malick.

“Hay dos caminos que puedes seguir en la vida: el de la naturaleza y el de la gracia”.

(Texto originalmente publicado en mi libro ‘El cine esculpido en 200 películas’ https://www.amazon.es/El-cine-esculpido-200-pel%C3%ADculas/dp/8494459678)

La magnum opus de Terrence Malick es esta controvertida película, ganadora de la Palma de Oro en Cannes, que, desde una perspectiva abiertamente teísta, pretende condensar en sus ciento treinta y nueve minutos de metraje el origen del universo, el sentido de la existencia humana y el más allá.

Mediante su característica narración elíptica, el director tejano plantea un recorrido cósmico y vital partiendo de lo que Aristóteles denominaba Primer motor inmóvil (“Lo que se mueve sin ser movido”), y que Santo Tomás de Aquino identificaría siglos después con el Dios cristiano en su Summa Theologiae.

El filme, ubicado mayormente en la sociedad estadounidense de los años cincuenta, cuenta la historia de la familia O´Brien, centrándose en la figura de Jack (Hunter McCracken), el mayor de los tres hijos, quien se muestra desconcertado ante la opuesta visión que del mundo tienen sus dos progenitores: “Hay dos caminos que puedes seguir en la vida: el de la naturaleza y el de la gracia. Debes decidir cuál de ellos vas a elegir”. El señor O´Brien (Brad Pitt) representa el primero de esos caminos: el severo y práctico, el rígido y autoritario. Mientras que la señora O´Brien (Jessica Chastain) encarna al segundo: el amoroso y tierno, el dulce y protector. El pequeño Jack deberá enfrentarse a esa dicotomía desde sus primeros pasos en el jardín de la casa familiar. Veremos a él y a sus hermanos aprender a caminar, a articular sus primeras palabras, a percibir el mundo con sus cosas buenas y malas, a amar, e incluso a odiar, en uno de los más bellos retratos sobre la infancia legados por el cine.

Malick entremezcla estadios temporales en torno a sus personaje central (Sean Penn interpreta a Jack en su etapa adulta), buscador de la verdad (¿de Dios?) durante sus años de infancia, y atormentado individuo en el presente debido a los sentimientos de pérdida, dolor y culpa que tienen su origen en la temprana muerte de uno de sus hermanos. De hecho, toda la película se encamina hacia la comprensión de ese trágico acontecimiento por parte del protagonista.

Malick introduce impresionantes imágenes sobre la creación del universo, la aparición y posterior desarrollo de nuestro planeta, los orígenes de la vida en el fondo marino y los primeros pobladores de la Tierra (los dinosaurios), para integrar el relato de los O´Brien dentro de un plan universal preestablecido.

The Tree of Life es una obra mucho más poética que narrativa, constituyendo una apoteósica, trascendental y subyugante sinfonía visual, en la que el torrente de hermosas imágenes que la componen se precipita sobre el espectador sin apenas descanso.

Las 50 mejores películas del siglo XXI.

4544

Sigue leyendo “Las 50 mejores películas del siglo XXI.”

Las 25 mejores películas del cine estadounidense.

mulholland-1

Sigue leyendo “Las 25 mejores películas del cine estadounidense.”

Song to Song (2017), de Terrence Malick.

El amor es una maravillosa flor, pero es necesario tener el valor de ir a buscarla al borde de un horrible precipicio“.

(Stendhal)

Song-to-Song-2017-movie-Still-8

Faye (Rooney Mara) mantiene una relación con Cook (Michael Fassbender), un exitoso productor musical, pero pronto conoce y se enamora de BV (Ryan Gosling), un músico amigo de este.

Sigue leyendo “Song to Song (2017), de Terrence Malick.”